Otro nuevo caso de abusos sexuales a menores, esta vez en Argentina. Una niña de 12 años llevaba siendo víctima de abusos sexuales por parte de su tío desde hacía 6 años.

La niña grabó diferentes audios a sus compañeros de clase explicándoles cómo su tío le tocaba en sus partes íntimas a la fuerza. «Estábamos los cuatro en la cama y me desperté con él tocándome. Yo cerraba las piernas y él hacía más fuerza. Como que me quiso violar»,decía la pequeña en el audio de WhatsApp que mandó a una amiga.

La madre de una compañera de su clase se puso en contacto con sus padres para contarles lo que estaba sucediendo pero no la creyeron. Según ellos, «estas cosas no pasaban en familias como la suya». Sin embargo, los profesores del colegio al enterarse de lo sucedido se pusieron en contacto con un centro psicopedagógico especializado en abusos infantiles.

El pederasta ha sido declarado prófugo y actualmente se encuentra en paradero desconocido, ya que huyó al enterarse de que había sido denunciado. Parece estar muy bien asesorado, puesto que no aparece en las cámaras de ningún peaje y ha desconectado el móvil para que no puedan rastrear la señal ni localizarle.
Los padres han expresado sus desesperación porque sea detenido, ya que sienten que es lo único que pueden hacer por su hija después de todo lo que le ha tocado sufrir y relacionan el incidente con algunos problemas que sufría la niña: se orinaba encima y tenía dificultades en el aprendizaje escolar.