• UGT ha elaborado un informe sobre la evolución del despido en España, en el que constata que 2018 ha sido el año con menor ajuste de empleo y que en 2019 han aumentado los ajustes colectivos y en empresas más grandes.

• Las reformas laborales han propiciado que el despido sea el instrumento de ajuste de empleo más utilizado frente otras opciones menos traumáticas (como reducciones temporales de jornada, modificaciones sustanciales, suspensiones de contrato).

• UGT Propone revisar el sistema de incentivos y la regulación de los diferentes instrumentos de ajuste para lograr una adecuada priorización de los mismos.  Se trata de reducir tanto los costes individuales (que afectan a trabajadores y, también, a empresas), como del conjunto de la sociedad.

UGT ha elaborado un informe sobre la evolución del despido en España en el que asegura que el despido (tanto el individual como el colectivo) es el instrumento de ajuste más utilizado en nuestro país, relegando a otros mecanismos menos perjudiciales ante situaciones de crisis real de la empresa (como las reducciones temporales de jornada, las modificaciones sustanciales  de las condiciones de trabajo o las suspensiones de contrato).

El sindicato constata que 2018 es el año que registró menor número de procedimientos colectivos de cualquier tipo (despido, suspensión de contrato o reducción de jornada) con 3.127 procedimientos. Una cifra que contrasta con los 35.000 procedimientos de 2012.

En el año 2019 sigue una dinámica similar, si bien la ralentización del crecimiento ha empujado a un aumento de los despidos -esencialmente en los colectivos, de las empresas grandes, y más moderado en los individuales, que se ha constituido como mecanismo de ajuste típico de las pequeñas y medianas empresas (PYMES).

2018, el año con menor ajuste de empleo

• 1.509 empresas afectadas por procedimientos colectivos de cualquier tipo, el tercer año con menor número de empresas afectadas desde 2003. 2012, fue el año con más empresas afectadas (27.600).

• 72.896 trabajadores afectados. La segunda cifra más baja desde 2007. Suponen 15.400 más que en 2017.

2019, los ajustes colectivos afectan a más personas

En los 9 primeros meses de este año se registran 188 procedimientos de ajuste de empleo colectivos menos que en el mismo periodo de 2018, pero afectan a 8 empresas y a 13.185 personas más. Así, aunque se registran menos procesos de ajuste de empleo totales, y el número de empresas afectadas es casi el mismo (solo un 0,5% más que en el mismo periodo de 2018), éstas son más grandes y el número de personas trabajadoras afectadas es mayor (aumentan un 32,1%).

UGT considera que, aunque hay que tener en cuenta estos datos, que pueden estar reflejando el impacto de la desaceleración económica  y la debilidad de la demanda de los hogares, no se debe extraer de ellos ningún mensaje alarmista, por dos razones: primero, porque 2019 se compara con un año muy favorable en términos de ajuste de empleo colectivos, el 2018 y segundo, porque esta evolución tiene que ver con el comportamiento específico de algunos sectores y actividades productivas, más que con la situación general de la economía, como es el sector del automóvil y las telecomunicaciones.

El informe precisa que el sector del automóvil mantiene una dinámica productiva y de empleo propia, con marcados auges y caídas, porque el ajuste periódico de su demanda se traslada de manera bastante rápida al empleo por la vía de la aplicación de ERES de distinto tipo, y en especial de los ERTE.

En cuanto a las telecomunicaciones este sector ha hecho del ajuste periódico de sus plantillas una forma habitual de inserción competitiva en su mercado, con las consecuencias que eso tiene.

Ajustes de empleo por CCAA

El País Valenciano es la que ha tenido un mayor número de trabajadoras y trabajadores afectados por ajuste de empleo hasta el mes de septiembre de 2019 (16.700 personas, sobre todo por el impacto de los sucesivos ERTE que ha llevado a cabo la empresa Ford de Almussafes, que han afectado a 14.652 personas, el 45,6% del total de afectados por este tipo de instrumento). Los ERES registrados en esta Comunidad en este periodo son un 334,2% más que en los 9 primeros meses de 2018.

Madrid es la Comunidad con más despidos vía ERE (4.575 personas, el 22,4% del total) si bien descienden respecto al mismo periodo del año anterior un -31,4%.

Cataluña es la que ha registrado más personas afectadas por ERES de reducción de jornada (286, el 17,4% del total).

En total son doce Comunidades (más Ceuta y Melilla) las que registran más personas trabajadoras afectadas por ERES de enero a septiembre de 2019 que en el mismo periodo del año anterior. Y en 5 Comunidades descienden, siendo la mejor Navarra, con un -79,8%.

Con respecto a los despidos individuales, de enero a octubre de 2019 se contabilizan 396.337, un 8,4% más (34.410) que en el mismo periodo de 2018. Así en lo que va de año, se han producido 17,2 despidos individuales por cada despido incluido en un proceso colectivo. La vía individual es siempre mucho más relevante cuantitativamente, pese a que sean los procesos colectivos los que ocupen la atención mediática.