Las ONG Prepara Familia y Centro Comunitario de Aprendizaje (Cecodap) urgieron este martes al Estado venezolano a atender a 20 niños con cáncer en riesgo de muerte y que requieren trasplantes de médula ósea que no han podido recibir en medio de las dificultades por la crisis económica.

Cecodap señaló, en un comunicado, que son 30 niños los que se ven perjudicados, pero que 20 de ellos necesitan los «trasplantes con urgencia».

Explicó que los pequeños, que se encuentran internados en el principal hospital de niños de referencia del país, el J.M. de los Ríos, no han podido recibir el trasplante debido a que solo dos centros de salud, uno privado y otro público, prestan este servicio en el país.

El Hospital de Clínicas Caracas (privado) y la Ciudad Hospitalaria Henrique Tejera (CHET) de la ciudad de Valencia, estado Carabobo (público), son los centros médicos donde se brinda el servicio y solo se realizan trasplantes «de compatibilidad», detalló.

Además, «las familias de los niños deben llevar la dotación de material médico quirúrgico en su totalidad, los medicamentos de todo tipo, el hospedaje y hasta la comida del niño» y «no tienen capacidad económica para cumplir con estas solicitudes».

En consecuencia, «deben salir del país a la brevedad y realizarse estos trasplantes», agregó la organización.

Cecodap señaló que los otros diez niños se encuentran en lista de espera y que «presentan graves pronósticos», por lo que alertan que si «continúan pasando los días, sus casos podrían cambiar de condición a urgente».

Por su parte, Prepara Familia denunció la suspensión de un convenio entre el Gobierno venezolano y el Estado italiano, financiado por la filial de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) en Estados Unidos, Citgo, y por el cual Caracas enviaba a niños con cáncer a Italia para recibir trasplantes.

Según dijo, esto fue suspendido desde 2018, pero precisó que el convenio comenzó a registrar «un retroceso» en 2015.

Venezuela, el país con las mayores reservas de petróleo probadas del mundo, atraviesa una grave crisis económica traducida en hiperinflación, escasez de medicinas y fallos de los servicios públicos.

La falta de medicamentos en Venezuela es denunciada por médicos, ONG, enfermeras y demás trabajadores de la salud desde hace unos cinco años.

Además, han alertado sobre los fallos en los equipos médicos y las infraestructuras de los hospitales, donde, aseguran, también escasea el agua.


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario