Puede que sorprenda a muchos, pero el duelo por la perdida de alguien querido no es algo exclusivo de los humanos. Es usual entre delfines, orcas y otros mamíferos como una expresión de aflicción, pero hasta ahora no se conocía un caso en el que el duelo hubiera durado tanto. La orca Tahlequah ha cargado y mantenido a flote a su cría muerta después de 17 días y 1.000 millas recorridas en aguas del Pacífico cercanas a las costas de EE UU y Canadá.

La cría murió el 24 de julio por razones desconocidas frente a las costas de Victoria, en Canadá. Tahlequah, de 20 años, forma parte de una comunidad de 75 orcas agrupadas en tres manadas que conviven entre el extremo sur de la isla de Vancouver, en Canadá, y las aguas del estado de Washington, en EE UU.

Nos entristece informar que una cría de orca murió poco tiempo después de que naciera cerca de Victoria, Columbia Británica, el 24 de julio de 2018. La ballena recién nacida fue reportada viva y nadando con su madre, J35“, informaba en su cuenta de Twitter el Centro de estudio dedicado a la conservación de las orcas Whale Research.

Esta comunidad está en peligro de extinción debido, como no, a nuestra sobrepesca de la fuente principal de alimento de las orcas; y esta es la razón fundamental de que las crías enfermen y mueran. Las orcas necesitan nadar 75 millas por día, por lo que la desnutrición produce un impacto tremendo en su bienestar.

 

Deja un comentario