El secretario general de CCOO ha participado esta mañana una asamblea de delegados y delegadas en Zaragoza en la que ha repasado la actualidad política y sindical del momento y explicado los objetivos inmediaatos del sindicato: exigir a la patronal el cumplimiento de los acuerdos alcanzados para la negociación colectiva; reclamar al Gobierno la derogación de los aspectos más lesivos de la actual legislación laboral; mejorar la cobertura para los desempleados/as; plantear una reforma fiscal más equitativa; la anulación de la reforma de las pensiones de 2013 y en definitiva, marcar una agenda social que mejore la situación de la ciudadanía.

Esta asamblea esta enmarcada dentro de la ofensiva del sindicato denominada «¡EsElMomento. Hechos ya!», con la que la organización reclama al Gobierno y a los partidos progresistas que muevan ficha y desarrollen una agenda social que solvente los problemas de la ciudadanía. «Ha sido la derecha de este país, los del cuanto peor, mejor, la que le ha hecho el juego al independentismo tensionando hasta el extremo a la sociedad catalana y española. La izquierda tiene que destensar el país y hablar de la agenda social», ha asegurado Unai Sordo.A pesar del rechazo a los Presupuestos Generales por parte de los partidos de derechas e independentistas, Unai Sordo está convencido que el Gobierno tiene margen de actuación y no debe apresurarse para convocar elecciones generales.

Sordo también ha puesto sobre la mesa las acciones a desarrollar para equilibrar la economía de este país: derogar la reforma laboral, reclamar a los empresarios que cumplen lo pactado en el AENC, suprimir la reforma de las pensiones de 2013, mejorar la cobertura social y apostar por una política fiscal más equitativa. «Llevamos 4 años creciendo en términos macroeconómicos, y los empresarios ganan más pero hay 1 millón menos de personas trabajando, con empleo más precario», asegura. El secretario general asegura que la precariedad se ceba con las mujeres y los jóvenes porque «tienen que aceptar un contrato parcial por falta de oportunidades laborales, contrataciones que ocultan situaciones de prolongación de jornada y todo ello para promover la desigualdad social».

En cuanto a la reforma fiscal, el líder de CCOO ha afirmado que «los impuestos son necesarios para mantener el Estado de Bienestar, no es cuestión de bajarlos, hay que redistribuirlos de forma justa y equitativa».

Por su parte, Manuel Pina, secretario general de CCOO Aragón, ha analizado la situación socioeconómica de la comunidad autónoma y ha mostrado su preoucupación por la incertidumbre que están viviendo los trabajadores y las trabajadoras de la central térmica de Andorra. «Aragón está despoblado y desvertebrado y eso exige soluciones. La actitud de empresas como Endesa no es admisible. Al final los y las trabajadoras son quienes pagan las consecuencias».

DEJA UNA RESPUESTA