La Unesco ha decidido descartar por cuestiones de forma la tauromaquia entre sus expedientes en curso para 2021, con lo cual no será incluida en la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. William Cárdenas, presidente de la Asociación Internacional de Tauromaquia (AIT) envió dos cartas a la Unesco, una en junio y otra en agosto, solicitando la intervención del Comité Intergubernamental del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad ante una supuesta «situación de emergencia» de la Tauromaquia en España.

La Unesco ha rechazado la propuesta al tratarse de una simple carta dirigida a la directora general, Audrey Azoulay, carente de un expediente razonado de argumentos y al no estar avalada por ningún estado. Por lo tanto, se trata simplemente de un rechazo por estar formulada inadecuadamente la solicitud.

Además, la inclusión de una tradición como Patrimonio Inmaterial mediante su inscripción en la lista urgente de salvaguarda, se utiliza excepcionalmente en el caso de que la tradición esté en cierto peligro de desaparición, algo que no ocurre con la tauromaquia.

En septiembre, el tema iba a ser debatido durante una reunión del Bureau del Comité Intergubernamental del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco, pero se decidió posponer el tema a octubre, ya que dos días antes de la primera reunión la Plataforma La Tortura No Es Cultura (Ltnec) y Animal Guardians, junto con Gladiadores por la Paz y Aacme y el apoyo de otras 985 organizaciones de otros países e importantes personalidades, lanzaron una ofensiva en contra de la candidatura de la tauromaquia para ser incluida en el listado de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO o recibir ningún tipo de salvaguarda.

En octubre, el tema de la tauromaquia ni siquiera fue incluido en la agenda y, por lo tanto, no ha sido incluida entre los ‘expedientes 2021 en curso’ que serán considerados por el Comité en su reunión de diciembre.

La Unesco excluye una solicitud privada para que la tauromaquia sea considerada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad
La Unesco excluye una solicitud privada para que la tauromaquia sea considerada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

Diferentes plataformas en contra de la tauromaquia

«Sería incomprensible que mientras que un órgano de la ONU, el Comité de los Derechos del Niño, insta a proteger a los más jóvenes de la violencia de la tauromaquia, otro órgano de la ONU, en este caso la Unesco, lo incluyese en la lista de patrimonio inmaterial de la humanidad para ser transmitido a estos mismos niños y jóvenes y subvencionado con dinero público», afirmó Marta Esteban Miñano, presidenta de la Plataforma La Tortura No Es Cultura.

Carmen Almonacid, de Gladiadores por la Paz, señaló que la campaña en redes sociales fue «un éxito sin precedentes de activistas de 13 países, que se han unido en cuestión de horas para decir no a la tauromaquia, mucho menos para que algo tan aberrante y violento sea Patrimonio Cultural de la Humanidad».

Por su parte, Pablo González Caballero, de Aacme, indicó que esperan que la Unesco «escuche este clamor contra cualquier tipo de maltrato animal que se quiera presentar como candidatura al Patrimonio Cultural Inmaterial, pues este clamor no solo pertenece a las importantes organizaciones locales, nacionales e internacionales que han alzado su voz, sino también a las decenas de miles de ciudadanas y ciudadanos anónimos que cada día dedican gran parte de su tiempo libre a defender a los animales y que hoy también han dado la cara por ellos y por una sociedad mejor».

A pesar de todo, los toros han sido reconocidos como patrimonio de carácter local o regional en España y varios países de América y a nivel nacional en Francia.