Redacción

“El deporte y el juego son vitalesen en el bienestar y desarrollo de los niños y jóvenes. En UNICEF lo sabemos bien y por ello queremos reforzar nuestro compromiso para erradicar los abusos sexuales en el entorno deportivo”. Con estas palabras, el presidente de UNICEF Comité Español, Gustavo Suárez Pertierra, suscribía el convenio firmado hoy entre la organización y el Consejo Superior de Deportes (CSD) para que la práctica del deporte se produzca en un entorno seguro y protector para los niños.

Como comienzo en esta carrera de fondo, UNICEF Comité Español ha participado en la elaboración de cinco guías del CSD cuyo objetivo es impulsar la prevención y detección del abuso sexual a los niños en el ámbito deportivo. Estas guías forman parte de la campaña del CSD El abuso sexual infantil queda fuera de juego que se ha presentado esta mañana.

 

A través de pautas para la mejora de los espacios físicos, la formación de los responsables deportivos y entrenadores, y de actividades para que los propios niños puedan identificar y prevenir el abuso, estas guías buscan construir, entre todos, esos entornos donde la infancia esté protegida.

 

Según datos del Consejo de Europa, se estima que uno de cada cinco niños de nuestro continente ha sido sometido en algún momento a tocamientos no deseados, violación, acoso sexual, explotación sexual, exhibicionismo o pornografía. Según el Ministerio del Interior, en 2016 se notificaron 4.393 delitos contra la libertad sexual de los niños, que representan el 50,1% del total de las denuncias por estos delitos.

 

El ámbito de la práctica deportiva no escapa a esta dura realidad. El caso de los abusos sexuales en niños en el deporte es especialmente delicado por el riesgo de que una figura de autoridad abuse de su poder de manera inadvertida, o por aquellas situaciones abusivas que pueden darse entre los propios niños y adolescentes.

 

“Los deportistas están acostumbrados a esforzarse y a sufrir para conseguir resultados. Un niño en esa situación puede no tener la madurez suficiente para entender que soportar conductas sexuales por parte de su entrenador, otros compañeros o personas del entorno, no forma parte de la rutina normal de entrenamiento. Estas conductas impropias pueden llevar al niño a sentirse presionado, aislado e incluso manipulado psicológicamente”, ha valorado por su parte la directora de Sensibilización e Incidencia Política de UNICEF Comité Español, Maite Pacheco.

 

UNICEF Comité Español entiende que algo tan importante como es el deporte en la vida de los niños necesita practicarse dentro de un entorno seguro; por ello pide el compromiso de las autoridades para asegurar la protección de todos los niños y niñas mediante la aprobación y aplicación de leyes y políticas que garanticen el interés superior del niño. Además, se deben fomentar, en el ámbito de la educación, mensajes que ayuden a contrarrestar actitudes, costumbres y prácticas perjudiciales, y reforzar la función protectora de las familias y las comunidades.

 

Acerca de UNICEF

UNICEF promueve los derechos y el bienestar de todos los niños y niñas en todo lo que hacemos. Junto a nuestros aliados, trabajamos en 190 países y territorios para transformar este compromiso en acciones prácticas, centrando especialmente nuestros esfuerzos en llegar a los niños más vulnerables y excluidos para el beneficio de todos los niños, en todas partes.

Deja un comentario