Millones de niños que viven en áreas afectadas por conflictos y desastres están en riesgo debido a la escasez sustancial de fondos para programas humanitarios que salvan vidas, ha dicho hoy UNICEF.

Hasta la fecha, UNICEF solo ha recibido el 54% de los 4,16 mil millones de dólares americanos necesarios para satisfacer las necesidades básicas de salud, educación, nutrición y protección de 41 millones de niños en 59 países este año. De cara al último trimestre de 2019, la brecha de financiación es del 46%.

«Millones de niños vulnerables en todo el mundo están sufriendo las graves consecuencias de crisis humanitarias cada vez más complejas», ha dicho la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore. “Sin recursos adicionales, estos niños no irán a la escuela, no serán vacunados, no recibirán una nutrición adecuada y no estarán protegidos de la violencia y el abuso. Aunque seguimos pidiendo el fin de los conflictos y una mejor preparación para las emergencias, necesitamos un apoyo adicional de los donantes para que nos ayuden a satisfacer las necesidades más básicas de los niños».

Las emergencias con las mayores brechas de financiación incluyen Pakistán (83%), Camerún (80%), Burkina Faso (76 %) y Venezuela (73 %). Las emergencias a gran escala en Siria y los países vecinos, Yemen, la República Democrática del Congo y Bangladesh también siguen sin fondos suficientes.

Si estas brechas de financiación persisten hasta final del año, las consecuencias para los niños serán graves:

  • En la República Democrática de Congo, se requieren con urgencia 61 millones de dólares para proporcionar servicios esenciales a las comunidades en áreas que han sufrido crisis humanitarias y de seguridad durante mucho tiempo, y al mismo tiempo para crear un entorno propicio para una respuesta eficaz contra el ébola.
  • En Etiopía, UNICEF necesita más de 43 millones de dólares para proporcionar a los niños y las familias afectadas por la sequía y el desplazamiento acceso a agua segura, higiene y saneamiento.
  • En Haití, UNICEF requiere casi 2 millones de dólares para brindar apoyo nutricional a más de 19.000 niños que necesitan asistencia nutricional urgente y 2 millones de dólares americanos para apoyar la reunificación familiar y los servicios de atención para niños no acompañados y separados.
  • En Libia, sin 540.000 dólares de fondos urgentes, UNICEF no será capaz de proporcionar educación a 50.000 niños sobre el riesgo que para ellos suponen las minas.
  • En el noroeste de Nigeria, se necesitan urgentemente casi 7 millones de dólares para mantener programas de nutrición que salvan vidas, incluidos 3,5 millones de dólares para evitar la interrupción en el suministro de alimentos terapéuticos listos para usar para el tratamiento de la desnutrición aguda grave en niños.
  • En Sudán del Sur, los programas de protección infantil de UNICEF sólo están financiados en un 20%, mientras que los programas de agua, saneamiento e higiene solo tienen cubierto el 26%.
  • En Sudán, UNICEF necesita 12 millones de dólares para continuar el tratamiento que salva a más de 61.000 niños menores de cinco años que sufren desnutrición aguda grave.
  • En Siria, donde la necesidad de financiación asciende a 30 millones de dólares, 2,1 millones de niños podrían dejar de ser beneficiarios de actividades de educación formal y no formal.
  • En países vecinos de Siria –como Turquía, Líbano, Jordania, Iraq y Egipto– en los que viven 2,5 millones de niños sirios, la necesidad de financiación de 249 millones de dólares supone que 460.000 niños podrían también perder sus actividades educativas.
  • En Venezuela, UNICEF necesita al menos 6 millones de dólares para ayudar a 60.000 niños a inscribirse y permanecer en la escuela, mediante programas de alimentación escolar. UNICEF también necesita al menos 3 millones de dólares para ayudar a vacunar a casi 400.000 niños contra enfermedades prevenibles en los próximos tres meses.
  • En África occidental y central, la asistencia humanitaria de UNICEF para apoyar la educación de niños en países afectados por emergencias no cuenta con un 72% de los fondos.

“En mis viajes a terreno a países en crisis como República Democrática del Congo, Mozambique, Sudán del Sur, Siria y Yemen he visto de primera mano el poder de los fondos humanitarios para cambiar las vidas de los niños más vulnerables a mejor”, ha dicho Fore. «Con un mayor apoyo, juntos podemos llegar incluso a más niños, a quienes más nos necesitan”.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario