El Grupo Parlamentario Confederal de Unidas Podemos-En Comú Podem-Galicia en Común presentó este jueves una denuncia ante la Fiscalía General del Estado por un vídeo manipulado, difundido en las redes sociales por la extrema derecha, donde se acusa al Gobierno de España de rechazar material contra el coronavirus, comprar productos defectuosos y tener desabastecido al país de equipos para los sanitarios en la actual emergencia por el coronavirus. Entre quienes propagaron el bulo figura un subinspector de Policía que fue candidato de Vox a la Asamblea de Madrid.

En concreto, la grabación muestra una serie de palés y sostiene falsamente que se trata de un cargamento de equipos de protección para sanitarios que va a ser enviado de España a Francia porque el Ejecutivo “no paga”, aunque lo cierto es que se trata de un cargamento de folios de papel almacenado en una fábrica de Italia, tal y como ha confirmado la propia empresa. Es decir, que las cajas que aparecen en las imágenes nada tienen que ver con material sanitario o con la crisis provocada por el covid-19. Se trata de un ejemplo más de la “estructura criminal” que en los últimos días expande “de forma organizada rumores, bulos, fake news y mentiras” en nuestro país.

El vídeo, además, acusa al presidente del Gobierno de ser un “asesino” y al Ejecutivo en su conjunto de impedir la distribución del material necesario para hacer frente al virus. La denuncia considera que el objetivo de esta manipulación es generar un estado colectivo de ansiedad, alarma y malestar social a partir de informaciones falsas. El escrito también señala que los autores buscan desestabilizar un mercado estratégico -el del material sanitario- en un momento de emergencia sin precedentes.

Los dos elementos anteriores, a entender de los denunciantes, generaron una simulación de peligro de “incalculables efectivos negativos” y que “necesariamente ha obligado a movilizarse a servicios oficiales” para comprobar su veracidad. Por todo lo descrito, Unidas Podemos apunta a la posible comisión de un delito de calumnias e injurias a altas instituciones del Estado, otro de simulación de peligro, un tercero contra el mercado y los consumidores y otro de organización criminal, por cuanto es poco verosímil que los hechos hayan sido realizados “únicamente por una o dos personas”.

Entre quienes han difundido este vídeo figuran un trabajador del Ayuntamiento de Palos (Huelva), que fue una de las personas que primero lo publicó profusamente en redes sociales y un subinspector de Policía Nacional, que fue candidato de Vox a la Asamblea de Madrid. Unidas Podemos considera que estas dos personas pudieron cometer un delito de desorden público por falsedad manifiesta durante un estado de alarma y que, en el segundo caso, la actitud es “más grave” si cabe, por cuanto esta persona “tenía a sus medios verificar si dicha noticia era falsa o auténtica”, siendo de “máxima irresponsabilidad” que un funcionario de Policía que se identifica como tal en las redes sociales “se dedique a generar alarma” durante un estado de alarma. Por ello, se pide que sea apartado del servicio y suspendido en sus funciones mientras dure la investigación penal.