Redacción

La iniciativa parte de la situación en Rusia donde recientemente se ha inaugurado el “Académico Lomonosov” por parte de la Federación de Rusia, en el puerto de Múrmansk ubicado en el Océano Ártico. Se trata de una gran central nuclear flotante, que contaría con dos reactores nucleares de 35MW, construida por la empresa estatal de energía nuclear rusa en los astilleros de San Petersburgo.

Akadémico Lomonosov, la Primera Central Nuclear Flotante

A pesar de no ser la primera la central flotante de generación de energía, la información publicada sí resulta alarmante, ya que países como China, Argelia, Argentina o Indonesia podrían haber manifestado su interés por que Rosatom construya centrales de esta característica para ellos.

En este sentido se corre el riesgo de que las centrales nucleares flotantes se constituyan como un nuevo vector de la política energética y estratégica, que pueden llegar a introducir un arsenal de riesgo en el medio marino de imposible justificación” ha declarado nuestro diputado y coportavoz, Juantxo López de Uralde.

Además, la PNL advierte de que cualquier extensión de la misión internacional de la Federación Rusa en Siria, podría eventualmente acarrear en un futuro el paso de este tipo de centrales nucleares flotantes ante el mar territorial español, en particular ante la costa andaluza.

En este sentido, recordamos que existen recientes incidentes con embarcaciones de este tipo en aguas españolas; como fue la llegada del submarino de ataque nuclear estadounidense USS John Warner a Gibraltar. en marzo, o la presencia en el año 2016 de submarinos nucleares británicos y estadounidenses como el USS Newport News o la más preocupante en 2015 del HMS Ambush de la Royal Navy,también en Gibraltar. A esto hay que añadir, al submarino atómico británico conocido como el Tireless, que fondeó en el Puerto de Gibraltar tras tener una fuga de refrigerante en su reactor nuclear, que ocasionó un vertido más de doscientos litros de agua radioactiva en el mar mediterráneo.

Queremos unos mares libres de armas y de reactores nucleares porque suponen un riesgo inaceptable para la población y para el medio marino. Se trata de instalaciones especialmente vulnerables, y por eso pedimos al Gobierno que promueva una prohibición europea de este tipo de plantas” aseguró Uralde.

Deja un comentario