Unidos Podemos ha registrado este viernes una proposición de ley en el Congreso con la que pretender prohibir las puertas giratorias. La norma propone tipificar como delito esta práctica y penarla con hasta cinco años de cárcel en los casos más graves.

Gloria Elizo, diputada de la formación morada, ha justificado que se trata de una “propuesta legislativa que nosotros, desde el principio, pensamos que era fundamental para revertir la dinámica de corrupción de este país”, y que es una reivindicación que resulta ser “un emblema casi histórico” de Podemos. La propuesta legislativa también propone aumentar a 5 años “el periodo de enfriamiento” para que ningún cargo público pueda acceder al sector privado una vez abandone la política, y reclama un código de conducta para garantizar la integridad del Estado.

La presentamos a final de la legislatura pero ha sido un trabajo técnico muy complejo”, ha justificado Elizo desde el Congreso para denunciar la normativa “dispersa y difusa” y los “organismos que no sirven para el control” de esta práctica.

La diputada ha puesto como ejemplo el hecho de que tres de los expresidentes del Gobierno de este país acabaron en grandes empresas tras el ejercicio de su cargo: Calvo Sotelo, Felipe González y José María Aznar. Pero también ha denunciado que en los consejos de administración de 34 de las 35 empresas del Ibex, hay políticos y que “más de 30 cargos del gobierno de Rajoy” han acabado en ámbitos privados que pueden afectar a su responsabilidad anterior.

Elizo ha asegurado que “la alta corrupción en este país tiene que ver con la contaminación entre intereses privados y altos cargos de la representación pública”.

DEJA UNA RESPUESTA