La iniciativa legislativa del Grupo Parlamentario Unidos Podemos – En Comú Podem – En Marea registrada hoy pretende establecer los requisitos que debería cumplir la reforma del Bono Social Eléctrico para proteger a los consumidores y consumidoras. Las dos condiciones imprescindibles: blindar por encima de todo al consumidor vulnerable y formular un sistema de financiación que sea a cargo íntegro de las empresas del sector eléctrico.

La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, anunció este miércoles que el Gobierno tenía la intención de reformar el Bono Social Eléctrico, una medida que saludó Unidos Podemos y en la que ya lleva tiempo trabajando el grupo parlamentario, pero que necesita ser explicada por el Gobierno en el sentido de cómo va a llevarse a cabo y si va a ser favorable a los intereses de los consumidores y consumidoras y no de las eléctricas.

Por ello, la iniciativa de Unidos Podemos incide en que sean las empresas eléctricas quienes se hagan cargo de la financiación completa del Bono Social Eléctrico. El Grupo Confederal detalla en su escrito las garantías necesarias para que la nueva reforma no vuelva a ser una tomadura de pelo para la ciudadanía, como la última reforma del Bono que pactaron PSOE, Ciudadanos y Partido Popular. Entre estas medidas, destaca la reducción del IVA de la electricidad a los consumidores vulnerables, para garantizar así un abaratamiento real en la factura.

Garantizar el suministro y facilitar criterios de acceso

Unidos Podemos exige una reforma que blinde los derechos de las de las personas. Por ello la propuesta prioriza que se garantice en todo momento el suministro eléctrico a las personas acogidas al Bono Social, a través de la participación necesaria de los servicios sociales de las administraciones públicas. Además, en cuanto al sistema de solicitud de este Bono Social que tantos problemas ha generado, es necesario automatizar este proceso y, sobre todo, que pueda realizarse de forma presencial, además de telemática, para que puedan realizarla las personas que no tengan medios o conocimientos ofimáticos.

La propuesta amplía los criterios de acceso al Bono Social para que no queden excluidas del mismo la mayoría de las personas en situación de vulnerabilidad, como sucede en la actualidad. Por ello, aumenta el techo de ingresos hasta 1,75 veces el IPREM para una persona que resida sola, un 50% más por cada menor de 14 años y un 25% por cada mayor de esa misma edad, y un 100% por cada consumidor electrodependiente.
A través de las modificaciones propuestas, todas las personas que cumplan los requisitos de acceso deberán poder acceder al Bono Social. Hoy en día no sucede así, ya que solo pueden solicitarlo las personas que tengan su contrato de electricidad en el mercado regulado, en el que no hay competencia y participan principalmente empresas del oligopolio eléctrico.

Una rebaja insuficiente para las familias

Además, Unidos Podemos ha registrado también hoy viernes, tanto en Congreso como en Senado, una batería de preguntas al Gobierno sobre las subidas consecutivas del precio de la luz de los últimos meses y la medida anunciada por el mismo de la supresión del Impuesto a la Generación. Esta medida ha sido tachada por parte de los colectivos de consumidores y consumidoras como insuficiente, y orientada a contentar a la industria que se beneficiaría de la mayor bajada. Y es que se calcula que, para las familias, sólo supondrá una rebaja de máximo un 4% en el recibo final.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario