Unidos Podemos y Compromís han registrado este viernes una proposición de ley en el Congreso para constituir un fondo estatal con cargo a los Presupuestos Generales del Estado de cada año que permita financiar el transporte público urbano.

La iniciativa, consensuada y avalada por los ayuntamientos de Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, A Coruña, Santiago de Compostela y Cádiz, y responsables de empresas públicas de transporte de varias de estas ciudades, busca regular el régimen de financiación de este transporte y superar las «asimetrías graves» que detectan a la hora repartir estos recursos.

Según la ley, el fondo contará cada año con un monto mínimo del 0,25% del PIB procedente de los Presupuestos y dividirá sus recursos en transportes urbanos colectivos en municipios de más de 50.000 habitantes no agrupados en consorcios metropolitanos, transportes urbanos y metropolitanos para consorcios que cumplan determinadas condiciones, y proyectos de inversión que busquen la mejora de la movilidad.

Según reza la exposición de motivos, el objetivo de la ley busca complementar los recursos básicos del sistema y sujetarlo «a un régimen de condicionalidad basado en la cofinanciación por parte de las comunidades autónomas y la constitución de mecanismos de planificación local y metropolitano que faciliten la movilidad sostenible, intermodal y accesible».

VOLVERÁ A REGISTRARSE EN LA PRÓXIMA LEGISLATURA

«A veces sólo hablamos de Presupuestos y de lo que se invierte en grandes obras, y hay que hablar del pequeño transporte, el de cada día», ha defendido el portavoz de Compromís, Joan Baldoví, minutos antes de registrar una iniciativa que asume que decaerá en apenas tres semanas con la disolución de las Cortes como consecuencia de la convocatoria de elecciones.

Sin embargo, Baldoví ha avanzado que, aun decayendo, la iniciativa volverá a registrarse, ya que el trabajo para poder proponer una alternativa al sistema de financiación del transporte ya está hecho, y así evitar de que las ciudades estén «a expensas de que el Gobierno negocie con un grupo o con otro en el transporte que es de todos».

Inés Sabanés, concejala de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, ha reivindicado junto a Baldoví la necesidad de contar con un mecanismo que otorgue estabilidad a las corporaciones locales para sus servicios de transporte, en base a un reparto equitativo.
En este sentido, ha señalado la importancia que tiene contar con recursos suficientes para poder «invertir la tendencia de utilización del vehículo privado» para, por ejemplo, reducir los niveles de contaminación atmosférica y contribuir en la lucha contra el cambio climático.

Por su parte, el diputado de Podemos Sergio Pascual, adscrito a la Comisión de Fomento del Congreso, ha destacado que un tercio de la movilidad se produce a través de este tipo de transporte, que sigue estando infrafinanciado» y recae «sobre las espaldas de los ayuntamientos».

Por ello, ha reclamado la puesta en marcha de este mecanismo de financiación, negociado «codo con codo» con los «ayuntamientos del cambio, particularmente el de Madrid», para estar «a la altura de Europa».

DEJA UNA RESPUESTA