Cientos de estudiantes extremeños se concentraron ayer ante las puertas del Rectorado de la Universidad de Extremadura rechazando que les hagan repetir los exámenes de Selectividad. Es un auténtico escándalo que tengamos que ser las y los estudiantes los que paguemos por esta actuación negligente de la Universidad, una supuesta filtración, consecuencia sin duda de la política de recortes que hemos venido sufriendo durante los últimos años y que ha degradado la universidad pública en todos sus ámbitos.

Desde el Sindicato de Estudiantes queremos manifestar nuestra completa solidaridad y apoyo a todas y todos los estudiantes de Extremadura, y llamamos a no realizar de nuevo unas pruebas que ya hemos hecho y a concentrarnos ese día masivamente ante las puertas de las Facultades. No solo intentan negarnos el acceso a la Universidad con estas pruebas injustas y clasistas después de haber superado los diferentes cursos escolares, sino que ahora intentan que las tengamos que hacer dos veces, ¡y por un error o negligencia que han cometido ellos! ¡Es un escándalo mayúsculo y no lo aceptaremos!

Las y los estudiantes que hemos realizado estas pruebas, ya hemos demostrado de sobra nuestros conocimientos a lo largo de este curso y de todos los anteriores, y por eso exigimos que se respete la evaluación obtenida a lo largo de los dos últimos cursos de bachillerato. El único objetivo de la Selectividad es impedir a miles de estudiantes acceder a la Universidad, rebajando arbitrariamente con una sola prueba la nota media obtenida durante años de estudio. Por eso desde el Sindicato de Estudiantes siempre nos hemos opuesto a la Selectividad y exigido su eliminación por arbitraria y clasista.

No, no somos las y los estudiantes los que tenemos que pagar por esta situación, sino el Rector, que cobra un fabuloso salario, y el equipo de Gobierno de la Universidad. ¡Basta ya de que paguemos sus platos rotos! Exigimos la inmediata dimisión del Rector de la Universidad y su equipo de Gobierno, y la apertura de una investigación inmediata para que se depuren todas las responsabilidades. También exigimos responsabilidades a la Junta de Extremadura, que en vez de garantizar ahora los derechos de las y los estudiantes, pretende también que repitamos de nuevo los exámenes.

El nuevo Gobierno y la nueva Ministra de Educación, Isabel Celaá, deben impedir este atropello y dar una solución que respete nuestros derechos. Es hora además de acabar con todos los recortes que hemos sufrido en la Universidad pública durante los últimos años , lo que pasa también por acabar con las tasas abusivas que han supuesto la expulsión de la Universidad de miles y miles de estudiantes de familias humildes, incapaces de afrontar hoy matrículas prohibitivas. Hay que garantizar ya el pleno acceso y gratuidad de la Universidad, y para ello, como un primer paso, eliminar la Selectividad.

Deja un comentario