Los estudiantes universitarios se rebelan contra los exámenes presenciales, ya que muchas de las universidades carecen de planes de protección frente al Covid, más allá de mantener la ventanas abiertas para ventilar las aulas.

A las puertas de los exámenes finales, los estudiantes piden que se realicen telemáticamente para evitar contagios, alegando que se producen aglomeraciones en transportes y pasillos tal y como muestran las imágenes publicadas por los propios alumnos.

Mientras los alumnos han acudido a clases, las universidades han tomado medidas como distanciamiento, el uso de mascarillas, la instalación de dispensadores de gel desinfectante y la ventilación del lugar con la apertura de ventanas, unas medidas que los alumnos consideran insuficientes en los exámenes.

Lamentan que en las universidades públicas «falten protocolos para controlar las entradas y salidas de clase, los aforos en las aulas, etc.» y denuncian que ha faltado flexibilidad ante las circunstancias que se han dado. Como ejemplo han puesto que «en la Politécnica se mantuvieron los exámenes presenciales el pasado viernes, cuando ya había aviso de temporal, y como consecuencia de ello, hubo estudiantes que se vieron por la noche atrapados en el transporte público o el privado a la hora de volver a casa».

Las redes sociales se han convertido en un hervidero de descontento diario en donde critican la falta de planificación y la falta de transparencia y de participación democrática del alumnado en decisiones que “ponen en riesgo la salud de miles de estudiantes y de sus familias”, la falta de personal y piden que no se contemple la devolución de la beca o que se supriman los criterios académicos en su totalidad de cara al curso que viene.

En los exámenes presenciales no se cumplen las medidas

Luis, alumno de Ciencias Políticas y Economía de la Universidad Rey Juan Carlos denuncia que: “No entendemos porque si en seis de las siete facultades que hay en la URJC no ha habido clases presenciales, porque ahora tenemos que juntarnos todo de repente a hacer los pruebas presenciales”.

Y añade: “Mi clase comparte asignaturas con el resto de dobles grados de Ciencias Políticas y eso puede hacer que nos juntemos en una clase 70 personas”.

Por el sentido común: universitarios se rebelan contra los exámenes presenciales en plena tercera ola
Por el sentido común: universitarios se rebelan contra los exámenes presenciales en plena tercera ola

Fidenciano Márquez, del grado de Ciencias Ambientales de la Universidad Autónoma de Madrid, ha señalado que: “En el único examen que hemos tenido presencial, había una separación lateral de dos metros, pero tú estabas sentado detrás de otra persona. Entonces no se cumplían las medidas, ya que estábamos en clase cien personas”.

Por su parte, Indira González recuerda que en una charla al inicio del curso les dijeron los pasos que seguiría la universidad en caso de un positivo: “Nos comentaron que si un solo alumno se contagiara se grabarían las clases en directo para que pudiera seguirlas. La realidad es que cuando se contagió la primera chica, eso no se hizo”. Para ella, esta forma de actuar de la Universidad de la Carlos III anima a que la gente con síntomas leves “no se haga las pruebas».

Además de las protestas del alumnado de la Universidad Rey Juan Carlos, estudiantes de las universidades Autónoma, Politécnica y Complutense han hecho pública una carta, enviada a las consejerías de Universidades y de Sanidad, los rectorados de las universidades públicas madrileñas, la Conferencia de Rectores de las Universidades Públicas de Madrid, la Fundación para el Conocimiento Madrid y la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA) en la que lamentan la «absoluta desprotección» en la que se sienten y en la que piden que se les garantice «no solo una estrategia de seguridad sanitaria óptima, sino también el cumplimiento de nuestros derechos académicos como estudiantes».

Desde la consejería de Universidades, que dirige Eduardo Sicilia, aclaran que las competencias en la organización de sus exámenes es exclusiva de las universidades, dentro de su autonomía.

Esta misma semana ha tenido lugar una reunión de los responsables de la consejería con los vicerrectores de las universidades públicas y privadas de Madrid, y en la que se acordó «por unanimidad de todas las universidades continuar con la presencialidad, tanto en las clases que la tienen como en los exámenes».

Por el momento ya se está planteando entre diferentes agrupaciones y sectores del estudiantado la posibilidad de hacer una huelga de exámenes y ya se empiezan a convocar algunas asambleas para organizar la manera de parar los exámenes presenciales. En la UAM, la convocatoria será online, el jueves día 14 a las 20h, como están anunciando en las redes sociales.

Los estudiantes se rebelan en redes sociales y llaman asambleas virtuales: “¡Paremos los exámenes presenciales!”

DEJA UNA RESPUESTA