Unos 150.000 serbios se manifiestan en apoyo al presidente Vucic en Belgrado

Unos 150.000 ciudadanos de Serbia, según fuentes policiales, han participado este viernes en un mitin celebrado en Belgrado en apoyo al presidente de Serbia, el conservador Aleksandar Vucic, que gobierna el país desde 2012.

La manifestación fue convocada por el propio Vucic y su Partido Progresista (SNS), en lo que parece una reacción a las llamadas «marchas de los sábados», una inusitada ola de protestas callejeras que se suceden semanalmente desde principios de diciembre con miles de ciudadanos que acusan al Gobierno de autoritarismo.

Ante los congregados hoy delante del Parlamento, Vucic dijo que la manifestación en su apoyo es una muestra de unidad y estabilidad en este país, candidato a ingresar en la Unión Europa (UE) en la próxima década, que todavía tiene muchos retos ante sí, entre otros la solución del conflicto con Kosovo.

«Mi trabajo es preservar la paz (…) Deseo que vayamos al paso con el mundo», dijo el mandatario ante los manifestantes, muchos de ellos llegados de diversas partes de Serbia, e incluso algunos de otros países donde residen.

El lema del acto, «El futuro de Serbia», se leía en muchas de las pancartas enarboladas junto a banderas nacionales y carteles con los nombres de las ciudades de las que procedían los congregados.

Vucic destacó las mejoras logradas en la economía serbia, que hace seis años estaba al borde de la bancarrota.

«Nuestro principal objetivo es el desarrollo de Serbia, nuevas fábricas, inversiones, éxitos, empleo, ciudadanos contentos. Nuestro objetivo no son los conflictos», declaró el presidente.

El mitin en Belgrado cierra una campaña del presidente en la que durante las últimas semanas ha recorrido el país presentando los logros de su gestión.

Todo apunta a que ha logrado el objetivo no declarado pero considerado evidente por los observadores políticos: demostrar que puede movilizar en su apoyo a un número considerablemente mayor de ciudadanos que los opositores y críticos.

No obstante, éstos tienen convocada ya su próxima cita para mañana, como vienen haciendo todos los sábados desde el 8 de diciembre de 2018.

Se espera así que miles de serbios de todo el espectro ideológico marchen por el centro de Belgrado y de otras ciudades para pedir más democracia y pluralismo, así como el fortalecimiento de las instituciones.

Según la Policía, el pasado día 13 el número de participantes se situó en torno a los 7.500.

Encabezan estas manifestaciones los líderes de la opositora «Alianza para Serbia» (SzS), una heterogénea coalición creada el año pasado con formaciones que van desde los liberales hasta la extrema derecha.

Acusan a Vucic y a su SNS de controlar casi por completo la vida política del país, de intentar acallar a quienes no comparten sus posturas, de ahogar el pluralismo en los medios y de clientelismo.

No obstante, los líderes opositores no han logrado hasta ahora traducir el descontento de los manifestantes en un mayor apoyo popular en su favor, ni formular un planteamiento común claro alternativo al Gobierno actual.

Los sondeos más recientes confirman que el partido de Vucic se mantiene cómodamente en primer lugar, con un apoyo popular del 55 %, seguido de lejos por el SzS, que con un 12 % habría perdido más de dos puntos porcentuales desde enero.

Fuente: Eldiario.es

Deja un comentario