UPA Madrid ha propuesto tomar seis medidas concretas que podrían mejorar sustancialmente el día a día de los profesionales del campo y los problemas a los que estos se enfrentan. 

“Los diagnósticos están hechos, les acabamos de dar la receta contra los malos síntomas que sufren la agricultura y ganadería de nuestra Comunidad, ahora está en su mano actuar o dejar que el sector agrícola madrileño siga convaleciendo”. Así de contundente ha sido el secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de la Comunidad de Madrid (UPA Madrid), Jesús Anchuelo, tras su reunión esta mañana con el consejero de Medio Ambiente y Agricultura, Carlos Izquierdo, y el director de Agricultura y Ganadería, José Luis Sanz Vicente.

  1. Retirar las tasas creadas en el 2012 para agricultores y ganaderos con el pretexto de que atravesábamos una crisis. En palabras de Anchuelo, “son tasas desmesuradas y recaudatorias”. De hecho, el propio secretario general de UPA Madrid recuerda que en el momento en el que se crearon, el director general de Medioambiente de la Consejería, Ricardo Riquelme, explicó a UPA Madrid que “todo servicio prestado por la Administración tiene que ser pagado por los usuarios”.
  2. Agilizar trámites y eliminar burocracia. En los tiempos que corren parece impensable que se exija presentar en persona ciertos trámites habituales en la labor de los agricultores y ganaderos, especialmente cuando estos profesionales se encuentran alejados geográficamente de la Consejería. Además, UPA Madrid también ha pedido que se actualice la Remoweb, un portal online de información y tramitación de ciertas solicitudes pero que la Administración ha abandonado y, por falta de actualización, está completamente obsoleto. Por último, en el sentido de facilitar una mayor transparencia ante los agricultores y ganaderos, y para garantizar que estén bien informados, UPA Madrid también ha pedido “claridad y nitidez” sobre el pago anual. La organización quiere que se haga una comunicación personalizada, “agricultor por agricultor”, del concepto de cada pago que ha percibido.
  3. Modificar el Plan de Desarrollo Rural (PDR) para facilitar la incorporación de jóvenes, para que la apicultura y la producción de plantas aromáticas puedan recibir ayudas a la producción ecológica, y para que se incluya en estas ayudas un sector que está pasando una grave crisis de rentabilidad y de cierre de explotaciones: la horticultura.
  4. Subsanar el monopolio de las razas autóctonas de Madrid. La cabra del Guadarrama, la rubia de El Molar y la colmenareña son razas autóctonas cuyos productores están obligados a pertenecer a ciertas asociaciones ganaderas para recibir las ayudas agroambientales de la UE. Sin embargo, los ganaderos están muy descontentos con la gestión de las mismas. Además, todas ellas están dirigidas por la misma persona, una veterinaria que también cuenta con otras asociaciones de ganadería. De esta manera, se ha formado un monopolio que la Comunidad de Madrid tiene que descomponer cuanto antes.
  5. Formación para los agricultores y ganaderos en materia de lucha contra incendios ya que son los primeros afectados por el fuego y, secundariamente, por la sociedad que, en muchas ocasiones, les acusa de provocarlos.
  6. Adoptar la misma medida que Castilla y León ha aprobado al sur del Duero para ahuyentar a los lobos y evitar los ataques de estos animales sobre el ganado, una medida que ya está en vigor en Francia.

Además de las seis medidas que reclama UPA Madrid, la organización agraria también ha hecho entrega al consejero y al director de un informe con las propuestas de los agricultores y ganaderos para la futura PAC.


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario