Cada momento que pasa es más urgente la gestión del Ingreso Mínimo Vital (IMV) para que esta prestación sea una realidad para las 850.000 familias que se marcó como objetivo el Gobierno en su puesta en marcha. La burocracia no puede frenar el único ingreso que tendrá alguna de estas familias.

Resulta imprescindible que el IMV sea una realidad ya para los grupos familiares que se han definido como objetivo. Así lo ha demandado la Secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social del sindicato, Mari Carmen Barrera, que ha recordado que, según los últimos datos, este ingreso solo ha tenido un alcance de 400.000 personas beneficiarias, muy lejos aún del objetivo marcado. Desde la puesta en marcha en junio son muchas las solicitudes que quedan por tramitar todavía, demanda un nuevo esfuerzo todas las solicitudes resueltas.

Barrera considera fundamental una mayor rapidez en la gestión de los expedientes, con una necesaria una nueva modificación del procedimiento, con el fin de que den una rápida gestión y respuesta para las personas que están padeciendo necesidades, acuciadas ahora más por la pandemia.

En este sentido, UGT ha recopilado una serie de casos donde la cuantía de la renta supone cantidades muy inferiores a las necesidades definidas para estas unidades familiares. En todas ellas, el denominador común es el haber tenido ingresos por RAE en el año anterior. Hay que revisar necesariamente estos procedimientos, pues es evidente que el diseño no se adapta a la finalidad, garantizar un ingreso mínimo que permita la subsistencia, a las personas beneficiarias, algo que no se está cumpliendo en todos los casos.

Hace falta un diálogo permanente de los actores implicados en la consecución de los objetivos del IMV, pues las realidades y soluciones son muy complejas y hace falta un trabajo coordinado.

Pobreza - Ingreso Mínimo Vital

El INSS ya ha accedido a agilizar los procedimientos del Ingreso Mínimo Vital

Mari Carmen Barrera ha señalado que, gracias a las reivindicaciones de UGT, desde el Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS) ya se ha accedido a realizar modificaciones en los procedimientos y gestión del IMV, además de la mejora de la información que aparece en la web de consulta, pues la complejidad y las dificultades de acceder a esta prestación hacían imprescindible estas mejoras.

Pero, para el sindicato, ahora se impone una nueva simplificación y una respuesta inmediata a las solicitudes del IMV. El objetivo final tiene que ser la integración social y laboral de las personas en riesgo de exclusión social, y aún se está lejos de este objetivo.

Por ello, resulta urgente que se ponga en marcha además de los órganos de coordinación previstos en el RDL de creación del IMV, como es el Consejo del IMV, además es necesaria la Mesa de Diálogo Social para desarrollar los reglamentos necesarios para lograr los objetivos de inserción social y laboral de las personas beneficiarias del IMV. UGT trabaja sin descanso para la mejora permanente del Ingreso Mínimo Vital, pues está en juego nuestro objetivo de una sociedad más igualitaria y justa.