El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha apelado a que tras las elecciones generales se pueda abrir un «nuevo tiempo» de «mayor respeto», «búsqueda de acuerdos» y «reconocimiento de la pluralidad» y ha recordado ante los presidentes de las Audiencias Provinciales de España que el Estatuto de Gernika se aprobó hace 40 años y todavía no se ha cumplido en su integridad.

Urkullu ha recibido este viernes en la sede la Presidencia del Gobierno Vasco a los presidentes de estos tribunales que asisten a las XIX jornadas que desde el miércoles se celebran en Vitoria para abordar diversos asuntos internos, analizar la situación de estos órganos, además de tratar cuestiones relativas a la comunicación, las relaciones institucionales y la transparencia.

El lehendakari ha defendido otra forma de hacer política, de «tejer» las relaciones institucionales, y ha reivindicado la idea de la «politización de la política» frente a la «judicialización de la política». En este sentido ha asegurado que la responsabilidad de los políticos es evitar trasladar a la Justicia problemas que se deben encauzar en el ámbito político y ha dicho que la única vía para favorecer soluciones es el diálogo, la negociación y el acuerdo.

Ha deseado que el «intenso momento político» actual por las convocatorias electorales «dé lugar a la apertura de un nuevo tiempo», «de mayor respeto, reconocimiento de la pluralidad, lealtad, altura de miras y búsqueda de acuerdos en favor de la convivencia» y también para una justicia «ceñida siempre a la ley».

Urkullu ha recordado a los juristas que su Ejecutivo defiende un «autogobierno reconocido», el cumplimiento íntegro del Estatuto de Gernika y de la ley, y que exista un cauce de reconocimiento de la «realidad nacional» de Euskadi en el marco de un Estado plurinacional.

Ha subrayado que en 2019 se cumplen 40 años desde que se aprobó en referéndum el Estatuto de Gernika, que ha matizado, está «todavía en el ámbito de la negociación con el Estado español».

Urkullu ha dicho a los magistrados que la «vía» vasca se basa en el binomio «acuerdo-pacto» que tiene un «entronque histórico» en las relaciones con el Estado y que busca ensanchar el acuerdo interno en Euskadi para profundizar en el autogobierno vasco, «reconocido en la Constitución», y actualizar un pacto en el marco de un Estado plurinacional.

El lehendakari ha reconocido que para lograr acuerdos es necesario evitar «posicionamientos maximalistas o alejados del principio de realismo» aunque ha añadido que no hay que renunciar a idearios, objetivos o convicciones que se defienden con «plena legitimidad en el marco de la democracia».

En el acto también ha intervenido la presidenta de la Audiencia Provincial de Álava, Mercedes Guerrero, quien ha deseado que todos los partidos políticos hagan un «gran pacto político por la Justicia», aunque ha reconocido que en la actualidad lo ve «cada vez lo ve más alejado». También ha reclamado al Poder Ejecutivo más jueces.