El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha llamado este lunes, con motivo del inicio del juicio del “procés”, a propiciar “un nuevo escenario de distensión que facilite restablecer los puentes de diálogo institucional y político que nunca deberían de haberse abandonado”.

En un artículo publicado en las redes sociales, Urkullu afirma que este juicio “nunca tendría que haberse celebrado” porque se va a juzgar a líderes políticos e institucionales “por la adopción de decisiones políticas e institucionales”.

El lehendakari destaca además que los procesados han pagado un “coste personal muy difícil de resarcir”, como es el hecho de estar algunos de ellos en prisión preventiva desde septiembre de 2017.

Se muestra además partidario de que el juicio del “procés” se resuelva en el trámite de las cuestiones previas y que desde ese momento sea “abordado como una oportunidad para reafirmar la apuesta por las vías políticas, esto es el diálogo y la negociación”.

Urkullu considera que el juicio a los políticos catalanes “evidencia el fracaso del sentido más profundo del ejercicio de la política”, al tiempo que” vuelve a poner sobre la mesa la crisis del modelo de Estado y la necesidad de avanzar en una reforma que se fundamente en el reconocimiento a su propia realidad plurinacional”.

“Es necesario superar el bloqueo y la adopción de decisiones unilaterales”, recalca el lehendakari, al tiempo que considera que “el acercamiento, el entendimiento y la confianza mutua son los primeros pasos necesarios para iniciar un camino hacia una solución duradera”. “Distensión, diálogo y mirada amplia”, ha resumido.

Deja un comentario