En el pleno de control al Gobierno Vasco que se está celebrando en el Parlamento vasco, Urkullu ha contestado a una pregunta del presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, sobre la «estabilidad» de su Ejecutivo, a pesar de que la semana pasada, el lehendakari ya aseguró que «de momento» no prevé adelantar las elecciones autonómicas y que su voluntad es «seguir cumpliendo con el programa» del Gobierno Vasco, elaborado para los cuatro años de la legislatura que termina en septiembre de 2020.

Alonso ha afirmado que la semana pasada, el portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, «amagó con que ustedes iban a tirar la toalla, con todo lo que queda por hacer», ya que «no tiene usted aprobadas casi ninguna de las leyes a las que se comprometió», recordando el retraso de la Ley de Aportaciones, y ha criticado que el argumento del lehendakari sea que la oposición le hace una «pinza» a su acción de Gobierno.

«Este intento de socialización de sus fracasos y de echar la culpa a todos los demás, ¿es creíble?. La incapacidad del Gobierno a llegar a acuerdos no es culpa de la oposición; su amago de tirar la toalla no es razonable», ha defendido Alonso, antes de afirmar que «quizá hay un problema de liderazgo y de modelo».

Respecto a la posibilidad de que se puedan adelantar las elecciones autonómicas, Urkullu le ha recordado que estamos a 5 de abril, de forma que si hubiera querido que las elecciones autonómicas coincidieran con las municipales, forales y europeas que se celebran el próximo 26 de mayo, tendría que haber disuelto el Parlamento el pasado lunes y publicar el decreto el pasado martes. «Estamos hoy aquí y este es mi propósito, seguir adelante», ha insistido.

Sobre el calendario legislativo y su grado de cumplimiento, Urkullu cree que se debe analizar el cumplimiento del Consejo de Gobierno en la aprobación de los anteproyectos de ley y compararlo con el grado de efectividad del legislativo, que es el Parlamento, a la hora de aprobar las leyes.

«Yo no oculto las dificultades, ustedes las conocen», ha señalado para recordar que en 2011 cuando concluyó la vigencia de la Ley de Aportaciones, el PP apoyaba el Gobierno Vasco de Patxi López y gobernaba en la Diputación de Álava. «Usted tuvo la oportunidad de demostrar la capacidad para acordar que ahora reivindica, pero contando con mayoría absoluta en el Parlamento como contaba en 2011, no logró ningún avance señor Alonso», ha indicado.

CAPACIDAD DE ACORDAR

Asimismo, ha precisado que no denuncia a la oposición sino «una manera de hacer oposición» y sobre que la «pinza» que el PP niega hacer con EH Bildu, Urkullu ha destacado que el gobierno del PP logró «avances» en el Ayuntamiento de Vitoria cuando los populares pactaron los impuestos municipales con EH Bildu y «otras iniciativas». «Esta capacidad para acordar que ustedes practicaban es la que conviene recuperar», ha defendido.

El lehendakari ha destacado que «se han alcanzado consensos que conviene recordar», entre los que ha citado el pacto fiscal de 2013, que ha calificado de «buen modelo», y ha señalado que entorno a la Ley de Aportaciones se han alcanzado «consensos».

«Usted sabe que ésta no es una ley cualquiera. Requiere un alto grado de consenso institucional y político, un debate que concierne a los tres niveles institucionales del país y requiere de una visión certera y ajustada del conjunto de la realidad social e institucional», ha señalado.

Urkullu ha recordado que se trata de «elaborar y aprobar una ley que tenga en cuenta las características socioeconómicas de cada territorio histórico, proporcione un horizonte de certidumbre y estabilidad financiera a nuestro sistema institucional y a todas las políticas públicas». «Con este objetivo trabaja el gobierno de la mano del conjunto institucional», ha indicado.

«MOMENTO COMPLICADO»

En el mismo pleno, el portavoz parlamentario del PP, Borja Sémper, ha preguntado a Erkoreka por sus declaraciones sobre un posible adelanto electoral y ha destacado el «momento complicado» que atraviesa el Gobierno Vasco, responsabilizando al PNV de la «inestabilidad política» tanto en el Congreso como en el Parlamento Vasco. «Ustedes solos, se han encargado de renunciar a esta estabilidad», ha insistido.

El portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, ha recordado las declaraciones del lehendakari de la semana pasada en las que aseguró que «de momento» no prevé adelantar las elecciones autonómicas. «La cuestión está zanjada», ha asegurado.

Asimismo, ha pedido al portavoz popular que «no insista» en sus declaraciones y ha destacado que las hizo en euskera y que Sémper «seguramente no las entendió directamente y las conoce a través de una traducción burda y manipulada». «No voy a pronunciarme sobre ese particular», ha reiterado.

Finalmente, ha recordado las declaraciones de Urkullu en el pleno de este viernes reiterando su propósito de «continuar gobernando desde la estabilidad y con su compromiso de entendimiento con las fuerzas políticas de la oposición».