En 2017, un usuario anónimo llamado «Q Clearence Patriot» publicó un post en el foro 4chan en el que afirmaba tener acceso a información clasificada del Gobierno de Estados Unidos y así nació la teoría conspirativa QAnon.

La teoría conspirativa QAnon defiende sin pruebas que el presidente Donald Trump está planeando acabar con una red de pedofilia en la que estarían involucrados políticos y celebridades de Hollywood.

Otra teoría conspiratoria que lleva tiempo circulando impulsada por los seguidores de QAnon es la del supuesto rescate de decenas de miles de niños de túneles subterráneos en las ciudades estadounidenses de Nueva York y Los Ángeles.

Además han inundado la redes sociales de información falsa relacionada con la covid-19 como que el MMS ayuda a protegerse del coronavirus.

El mes pasado Facebook explicó en un comunicado que eliminó 790 grupos QAnon y restringió 1.950 grupos, 440 páginas y más de 10.000 cuentas en Instagram al haber visto movimientos crecientes que, aunque no organizan directamente la violencia, han celebrado actos violentos, han demostrado que tienen armas y sugieren que las usarán, o tienen seguidores individuales con patrones de comportamiento violento.

También Twitter y TikTok han decidido tomar medidas y ha eliminado miles de cuentas relacionadas con la teoría conspirativa QAnon y etiquetas relacionadas con este movimiento para que ni siquiera aparezcan en sus resultados de búsqueda.

Una de las personas que se han mostrado partidarias a la teoría de la conspiración QAnon, etiquetada por el FBI como potencial amenaza de terrorismo doméstico, es la empresaria recién llegada a la política, Marjorie Taylor Greene, que obtuvo un escaño en la Cámara de Representantes por el estado de Georgia en las elecciones de este martes.

Aunque ya tenía la victoria casi asegurada el pasado mes de agosto, cuando se hizo con las primarias republicanas en el estado de Georgia, este mes de septiembre se la aseguró y se ha hecho real en esta jornada electoral.

Su victoria no es ninguna sorpresa después de que su contrincante Kevin Van Ausdal se retirase de la contienda electoral por motivos personales y familiares el pasado mes de septiembre.

Greene, que dirigía una empresa del ramo de la construcción civil junto a su esposo, se define como 100% provida, a favor de las armas y pro-Donald Trump, además de esposa, madre y empresaria conservadora en contra del socialismo de izquierda que quiere destruir Estados Unidos. Además se ha mostrado contraria al aborto.

Facebook retiró el pasado mes de septiembre una imagen que la propia candidata publicó en la que aparecía ella misma sosteniendo un fusil de asalto junto a las fotos de tres congresistas demócratas.

También se revelaron videos antiguos en los que se la ve hacer comentarios ofensivos sobre negros, musulmanes y judíos.

Donald Trump señaló que no conoce mucho al grupo QAnon y que solo oyó decir que se trata de «personas que aman nuestro país».