La Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO) ha detenido esta mañana al subdelegado del Gobierno en Valencia, Rafael Rubio, y a otra decena de personas dentro del conocido como caso Azud, una trama de mordidas a cambio de adjudicaciones. Se investigan sobornos millonarios por parte de algunas empresas a cambio de contratas municipales.

Las detenciones de ambos se han producido esta misma mañana. Todo en relación con una investigación entorno a una trama urbanística que investiga adjudicaciones presuntamente de suelo público y en la que estaría implicado el cuñado de la ex alcaldesa Rita Barberá, José María Corbín.

La causa, que arrancó hace más de tres años, está abierta por delitos de cohecho, falsedad documental, blanqueo de capitales, contra la Hacienda Pública y tráfico de influencias.

Empresarios detenidos

Junto a Grau y Rubio hay once detenidos más. Entre ellos varios empresarios. Hablamos de la Operación Azud. Por ella fue detenida en 2019 Corbín. Es una causa, declarada secreta en su día, abierta por delitos de cohecho, falsedad documental, blanqueo de capitales, contra la Hacienda Pública y Tráfico de Influencias.

Fuentes consultadas por la Cadena SER subrayan que la investigación no tiene que ver con la otra que afecta al subdelegado del gobierno, en la trama Imelsa. Se trata de un caso de cuando estaba al frente del grupo municipal socialista del Ayuntamiento de València en época de Rita Barberá como alcaldesa.

DEJA UNA RESPUESTA