El aspirante a la alcaldía de Barcelona y ex primer ministro francés Manuel Valls ha tachado de «escándalo político» el manifiesto firmado por 41 senadores galos contra la «represión» a los líderes del «procés», y lo ha trasladado al presidente de Francia, Emmanuel Macron, y a miembros de su movimiento político, La République En Marche!

A través de varios mensajes en Twitter, publicados en castellano y en francés, Valls ha asegurado que se trata de una declaración «irresponsable» y ha destacado que los legisladores que la suscriben «son solo un 12 % del total».

«Manifiestan un desconocimiento mayúsculo sobre lo que ocurre en Catalunya. Es lamentable que hayan caído en la intoxicación que el separatismo lleva trabajando desde hace años», ha continuado.

En el texto, senadores de diferentes partidos de izquierdas y de derechas han denunciado «la represión» contra los líderes del proceso independentista catalán y han pedido que Francia y la UE intervengan para «restablecer las condiciones del diálogo».

Para Valls, esta lectura «no se ajusta a la realidad», por lo que ha informado en este sentido a Macron, al primer ministro de Francia, Edouard Philippe, y al Ministro para Europa y de Asuntos Exteriores, Jean-Yves Le Drian.

Asimismo, ha anunciado que ha pedido explicaciones al delegado general de La Rèpublique En Marche!, Stanislas Guerini, y al presidente del grupo socialista en el Senado, Patrick Kanner.

Tras el manifiesto de los senadores, el Gobierno de Francia ha reiterado este lunes su confianza en la democracia española y en su Estado de derecho, al tiempo que ha llamado a no inmiscuirse en la situación sobre Cataluña.

«Francia reitera su compromiso constante con el respeto al marco constitucional de España. Es en ese marco, que es el del Estado de derecho, donde el asunto de Cataluña debe ser tratado», ha indicado el Ministerio francés de Exteriores en un comunicado.