Izquierda Unida ha respondido a las demandas de apoyo lanzadas por distintas ONG a formaciones políticas y grupos parlamentarios europeos para que contribuyan a resolver la delicada situación en la que se encuentran las personas a bordo del barco de rescate ‘Lifeline’, a la deriva desde hace tres días con cerca de 240 personas migrantes en su interior y sin poder atracar en ningún puerto del Mediterráneo tras impedirlo hacerlo en Malta.

La senadora gallega de IU, Vanessa Angustia, viaja a estas horas hacia Malta, con escala previa en Roma, donde tiene previsto llegar sobre las 18,00h. Su intención es “aportar en nombre de Izquierda Unida todo el trabajo posible para ayudar a resolver ‘in situ’ este nuevo drama humano para centenares de personas. Vamos a hacer todo lo posible desde allí, realizando todas las gestiones políticas a nuestro alcance con las autoridades competentes para encontrar una solución”, indicó antes de tomar el avión.

La idea de Angustia es coordinarse con las diferentes ONG que componen la ‘flota civil’ que opera en este asunto, así como contactar con representantes de otras formaciones europeas que se desplacen también allí para coordinar entre todas las gestiones políticas oportunas que permitan tanto la mejor atención posible como lograr un puerto de atraque para el ‘Lifeline’.

De prolongarse las prohibiciones para que el barco tenga un puerto donde atracar, Vanessa Angustia intentará acceder directamente al mismo para conocer de primera mano la situación de sus ocupantes. IU ya está realizando las gestiones oportunas para ello.

Entre las ONG que intervienen en este caso están la alemana ‘Seenotrettung’, -fletadora del barco de rescate, con el que trabaja desde hace casi un año en aguas próximas a las costas de Libia-, así como ‘Sea-Watch’ y ‘Sea-Eye’.

Las dos últimas se encargan de asistir al ‘Lifeline’ y de llevarle suministros para los más de dos centenares de personas rescatadas y la veintena de tripulantes. La suma de todos/as ellos/as quintuplica la capacidad de los 32 metros de eslora del buque de rescate. Izquierda Unida mantiene contacto con ellas desde hace horas para coordinar los próximos movimientos de la senadora una vez que llegue a su destino.

Vanessa Angustia lamenta que “cada vez con más frecuencia se llegue a situaciones de esta gravedad, donde se pone en riesgo la vida de centenares de personas, sólo como producto de la intransigencia de determinados Estados europeos, de las decisiones populistas de algunos gobiernos que reflejan el auge de las posiciones de extrema derecha y de la incapacidad general de la Unión Europea de poner en marcha una política migratoria común justa que respete los derechos humanos”.

A juicio de la senadora de IU, “si muchos de los que acuden a las cumbres, minicumbres o como quieran llamarlas sobre migración se preocuparan menos de hacerse la foto y más de la integridad física de las personas migrantes de las que dicen hablar mejor le iría a toda la Unión Europea”.

1 Comentario

  1. Pero, esta señora, ¿que autoridad tiene?. Una senadora española no tiene jurisdicción el otro pais, menos en el mar. Me gustaría si e extralimita, que la detengan por pirateria, y la lleven a una carcel libia, con sus delincuentes amados. Nunca se habrá sentido mejor.

Deja un comentario