El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, cesó este lunes al ministro de Defensa, Jorge Menendez, así como al jefe del Ejército, José González, por omisiones de una confesión de delito de exmilitar condenado en un caso relacionado con la desaparición y muerte de un guerrillero en 1973, según medios locales.

El mandatario también cesó al subsecretario de Defensa, Daniel Montiel, y a dos integrantes del Tribunal de Honor del Ejército que juzgaron el accionar de José Nino Gavazzo y Jorge «Pajarito» Silveira.

Los hechos se dieron después de que el medio uruguayo El Observador publicara las actas del Tribunal de Honor -cuyo fallo fue homologado por el Poder Ejecutivo-, documentos que incluían una confesión de Gavazzo en la que admitía haber arrojado al río Negro (centro) el cuerpo del tupamaro Roberto Gomensoro.

Asimismo, el medio señaló que Silveira declaró que Gavazzo fue responsable de la muerte de Gomensoro y de la desaparición de María Claudia García de Gelman.

Dicho documento dice que, pese a las confesiones y acusaciones, los generales del Ejército entendieron que los acusados no afectaron el honor del Ejército.

La firma de Vázquez aparece en la resolución de homologación junto a la del subsecretario de Defensa Daniel Montiel, ministro en funciones debido a la baja médica del titular Jorge Menéndez.

El 12 de marzo, el presidente decidió nombrar como nuevo comandante del Ejército a José González, uno de los tres integrantes del Tribunal de Honor que tomaron esa decisión.