La obsesión de la derecha con hacer propia la bandera de España parece que no se limita a la campaña electoral. Tal y como informa Sofia Pérez en ElDiario.es, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha izado este viernes otra gran bandera de España en la Glorieta de Marqués de Vadillo.

La excusa esta vez es el «homenaje» a la enseña y a los símbolos que «cobijan» a los ciudadanos bajo ese «manto de derechos y libertades». Palabras vacías que esconden una forma de marcar territorio, ya que orinar en las aceras no quedaría tan bien en las portadas.

«No es un gasto superfluo e inútil o se hace con ánimo divisivo. Nos cobija a todos. El que tiene un problema es el que critica que se coloque una bandera española en el distrito de Carabanchel», ha afirmado el regidor, aunque los vecinos y vecinas de la zona no están tan de acuerdo con este hecho.

En el acto de inauguración de la enseña, de 7×4,66 metros y 14 de mástil, donde ha sonado el himno nacional, se han producido un breve momento de tensión entre unas vecinas que han espetado al alcalde: «No queremos banderas, queremos que nos arreglen los parques y nos den los 700.000 euros que has quitado a Carabanchel. ¿Eso no lo dices?».

Entonces otra mujer ha salido en defensa del alcalde. «Dígaselo a Carmena, eso ahora no toca». Finalmente, la seguridad del regidor ha tenido que interceder en el rifirrafe vecinal y apartar a las mujeres que estaban empezando a llegar a las manos. Opiniones sí, pero solo las que gustan, ya que las verdades duelen y quedan feas en las noticias. En definitiva, Madrid tendrá más banderas y menos parques. Ya saben, «nos cobija a todos».