Una treintena de venezolanos se manifestaron este martes en Guatemala frente a la embajada para mostrar su apoyo al jefe del Parlamento de Venezuela, Juan Guaidó, confiando en echar del poder al «dictador» Nicolás Maduro.

Con una bandera venezolana en la calle y bajo el lema «Maduro ilegítimo, dictador fuera. Los venezolanos exigimos no usurpación», las decenas de personas se congregaron por unas horas frente al edificio que alberga la sede diplomática, ubicado en la zona 10 de la capital.

Una de ellas, Marian Gusti, dijo a Efe que esta es una manera de «apoyar» a Guaidó después de que en la madrugada cerca de medio centenar de militares se sublevaron en Caracas contra el gobernante Nicolás Maduro, lo que consideraron «un paso definitivo para el cese de usurpación».

«Ahora, bajo la bandera de Guaidó, que no se autoproclamó sino que es presidente por la Constitución, buscamos una salida para Venezuela», indicó Gusti, quien lleva dos años en Guatemala con su marido y sus dos hijos después de pasar cuatro en Colombia tras salir de su país por la crisis económica.

La mujer, quien aseguró que la situación en Venezuela es «horrible» -tanto que su madre y sus tres hermanos también se han ido-, dijo que siente «dolor terrible» por su país y mostró su deseo de poder echar a Maduro, a quien califican de «dictador» y a quien acusa de «defender la corrupción y no la Constitución».

«Que el mundo lo sepa. Viva Venezuela libre», gritaron los manifestantes, mientras algunos vehículos tocaban el claxon a su paso, y reiteraron que el Gobierno de Maduro ha robado «350.000 millones de dólares», que ha dado «un golpe de Estado a la Asamblea Nacional» y que los niños y adultos mueren «por falta de alimentos y medicinas».

Las personas, que dijeron defender la separación de poderes y que denunciaron el asesinato de estudiantes solo por el hecho de «pensar diferente», aseguraron que la gente busca comida en la basura y pidieron «libertad, justicia, paz y democracia» para los suyos.

Otro de los manifestantes, Alí Campos, quien lleva 10 años en Guatemala, dijo a Efe -acompañado de su mujer Teresa y sus dos hijos pequeños- estar preocupado por su familia, que vive en el estado de Zulia -«el más golpeado por los apagones»-, y pidió el acompañamiento de la comunidad internacional para «el Gobierno constitucional de Guaidó».

Las fuerzas de seguridad de Venezuela, que son leales al Gobierno de Maduro, han lanzado este martes bombas lacrimógenas contra Guaidó, presidente del Parlamento venezolano, y que está acompañado por militares en levantamiento contra el régimen.

El opositor al Gobierno chavista cuenta con el apoyo de Leopoldo López, líder del partido Voluntad Popular y quien fue liberado este martes pese a que sobre él pesa una sentencia de casi 14 años de prisión.

El ministro de Comunicación de Venezuela, Jorge Rodríguez, aseguró que el Gobierno de Maduro está «enfrentando y desactivando» un plan golpista, mientras que el titular de Defensa, Vladimir Padrino, dijo que los cuarteles del país están funcionando con «normalidad» y rechazó el pronunciamiento «golpista» de Guaidó.

Fuente