El suministro de gas natural llega cada vez a más municipios de España, lo que ha hecho que cada vez sean más los hogares que cuentan con gas natural, y que disfrutan de los diferentes beneficios que ofrece frente a otras alternativas como el butano.

Si estás valorando la opción de instalar gas natural en Barcelona o en cualquier punto del territorio español, pero tienes dudas, presta atención y toma nota, ya que a continuación te contamos las ventajas y beneficios del gas natural para tu hogar.

Mayor eficacia

Lo primero que debes tener en cuenta es que con el gas natural nunca te quedarás sin combustible, lo que se traduce en una mayor eficacia, siendo esta una de las principales ventajas que ofrece.

El gas natural va por tuberías subterráneas que evitan las clásicas interrupciones que se producen cuando hay fuertes tormentas u otros problemas. Además, proporciona una mayor limpieza en el hogar, a diferencia de otras alternativas que dejan olores e incluso cenizas.

Asimismo, el gas natural produce calor de forma instantánea, y mucho más acogedor.

Versatilidad

El gas natural es muy versátil, ya que se puede utilizar para mucho más que para la calefacción o para el agua caliente. Podrás utilizarlo para la lavadora y la secadora, para cocinar o incluso para barbacoas al aire libre. Las posibilidades que ofrece son mucho mayores respecto a otras alternativas.

Ahorro económico

También hay que destacar que el gas natural te permitirá ahorrar una importante cantidad de dinero, ya que se trata de una energía más económica con la que podrás optimizar la economía de tu hogar, disfrutando de un ahorro considerable mes a mes. A esto hay que sumarle que es la energía más estable de los últimos años.

Mayor seguridad

Otro valor añadido del gas natural es que ofrece una mayor seguridad, y es que está demostrado que es una de las fuentes de energía más seguras de todo el mundo. Esto se debe a que es más liviano que el aire, y por tanto, puede elevarse y dispersarse de forma rápida y eficaz en el momento en que se ventile la casa.

Además, las instalaciones de gas natural deben revisarse cada cinco años, lo que es una garantía de seguridad y también de tranquilidad, ya que en caso de haber cualquier problema, se detectará rápidamente.

Es una energía sostenible

En un momento en el que todos debemos poner nuestro granito de arena para colaborar con la preservación, el gas natural tiene el plus de que es una energía sostenible, que produce unos volúmenes de contaminación muy inferiores a los de otros combustibles.

Según los expertos, el gas natural produce un tercio de dióxido de carbono menos que el carbón, y aproximadamente, la mitad que el petróleo al quemarse. Además, el gas natural neutraliza el azufre casi en su totalidad, reafirmando así su contribución a la sostenibilidad.

Mayor durabilidad

Otro punto a tener en cuenta es que el gas natural aumentará la durabilidad de tus equipos de calefacción, ya que por lo general, los sistemas de calefacción de gas natural se estropean menos, y por tanto, necesitan menos reparaciones a lo largo de los años, ofreciendo una mayor vida útil y unas mejores prestaciones.

Aumenta el valor de tu vivienda

También hay que decir que instalar gas natural para los sistemas de calefacción y agua caliente es una inversión de futuro, ya que el gas natural aumentará el valor de tu vivienda, algo muy a tener en cuenta en caso de que tengas pensado venderla en el futuro.

Mayor eficiencia

Por otro lado, el gas natural es más eficiente que otras alternativas como el butano o el propano, ya que proporciona un mayor volumen de energía cuando se quema. Esto hace que sea una opción muy eficiente.

Mayor confianza

Asimismo, destacar que el gas natural cuenta con un gran respaldo detrás, y cada vez son más los usuarios que cuentan con él en sus hogares, lo que se traduce en una mayor confianza y tranquilidad a la hora de apostar por esta energía para tu vivienda.

Más accesibilidad

Por último, decir que el gas natural es una energía muy accesible, ya que con la ampliación de la red de distribución de gas natural, cada vez hay más puntos de suministro repartidos por todo el país.

Ya lo sabes, no lo dudes y da de alta el gas natural en tu hogar. El proceso es muy sencillo y rápido, aunque hay que decir que esto dependerá de si la vivienda cuenta con instalación de gas o no.

En caso de que la vivienda no disponga de instalación, primero tendrás que proceder a la instalación, y posteriormente solicitar el alta. Mientras que si la vivienda ya tiene instalación, solo tendrás que llamar a Gas Natural Fenosa, encontrar la tarifa que mejor se ajuste y contratar su instalación.

DEJA UNA RESPUESTA