Irene Montero y Teresa Rodríguez se tiran los trastos a la cabeza. La ministra de Igualdad ha tildado de «bochornoso» que la dirigente anticapitalista Teresa Rodríguez, se compare con «una trabajadora precaria despedida» para criticarle sus declaraciones previas tras señalar, en relación a su expulsión del grupo Adelante Andalucía cuando estaba de baja de maternidad, que la «política no para».

Estas palabras fueron respondidas por Rodríguez, excargo de Podemos, hacia la titular de Igualdad. «Con este argumento un empresario le puede decir a una trabajadora ‘la fábrica no para por tu permiso de maternidad. A la calle. Hace daño esto, y no sólo a mí. ¡La Ministra de Igualdad!», ha reprochado Rodríguez, quien había comentado que no esperaba esta reacción por parte de Montero.

Sin embargo, la propia Montero respondía también en redes para recordarle que no le han despedido. «Sigues siendo diputada y cobras todo tu salario de política aunque te hayas ido del partido que te llevó a las instituciones. Que te compares con una trabajadora precaria despedida es bochornoso, ha espetado la ministra de Igualdad para recordarle que el adversario común «es el machismo» y que deben combatirlo juntas.

«Creo que ustedes saben porque yo he tenido dos embarazos muy seguidos y asumiendo responsabilidades políticas, pues la política no para mientras estamos de permiso. También es lo que yo viví en los dos permiso de maternidad», había indicado Montero en una entrevista en RNE.

Ante ello, Rodríguez reaccionaba asegurando que no se esperaba que precisamente la ministra de Igualdad defendiera que se la expulse mientras está de permiso tras ser madre «porque a ella la derecha también la ha atacado mientras lo estaba».

«Pensaba que la sororidad era una línea roja, un consenso incuestionable entre las que nos llamamos feministas, una solidaridad de género que va más allá de nuestras posiciones políticas, pero no», subrayaba en Twitter Rodríguez.

Asimismo, señalaba que tiene la «tranquilidad» de haber apoyado a Montero «siempre que la han atacado desde el Patriarcado». «Lo seguiré haciendo, no por ella sino por mí y por mis hijas y por las hijas de todas», ha remachado.