La licenciada en Ciencias Políticas y Máster de Marketing Político del Instituto de Ciencias Políticas y Sociales, colaboradora del programa de la mañana en RTVE ‘La hora de La 1‘, Verónica Fumanal, señaló en relación al debate de ayer entre Pedro Sánchez y Nuñez Feijóo que: ’Sanchez logró movilizar a los votantes más progresistas con sus intervenciones en el debate de ayer’.

La colaboradora quiso destacar que: ‘No es un debate típico para figuras como el presidente del gobierno, suelen encargarse portavoces, pero Sánchez quería estar’.

La oposición tiene ansiedad por que lleguen las elecciones y deberían calmarse’, apuntó Fumanal.

Las encuestas son favorables a la acción de Gobierno, no solo por los progresistas, también por parte del electorado del Partido Popular…El Gobierno ha ayudado sobre todo a las clases medias y a las empresas’, afirmó la experta.

Es importante señalar que el progresismo es una filosofía política en apoyo de la reforma social. Basado en la idea de progreso, en la que los avances en ciencia, tecnología, desarrollo económico y organización social son vitales para mejorar las condiciones de vida de las personas.

El progresismo cobró protagonismo durante la Ilustración en Europa por la creencia de que en continente estaba demostrando que las sociedades podrían progresar en la civilización desde condiciones incivilizadas mediante el fortalecimiento de la base del conocimiento empírico como pilar de la sociedad.

La Ilustración creía que el progreso era universalmente aplicable a todas las sociedades y que estas ideas se extenderían por todo el mundo desde Europa. El concepto político general moderno de progresismo surgió de los grandes cambios sociales provocados por la industrialización en el mundo occidental a finales del siglo XIX.

Las y los progresistas creemos que el progreso se ve obstaculizado por las enormes disparidades económicas entre ricos y pobres; capitalismo de laissez-faire, que dirían los franceses, mínimamente regulado con corporaciones monopólicas; y un conflicto intenso ya menudo violento entre capitalistas y trabajadores, argumentando que se necesitan medidas para resolver estos problemas.

El significado de progresismo ha cambiado con el tiempo y desde diferentes puntos de vista. El progresismo de principios del siglo XX se asoció con la eugenesia y el movimiento de la templanza, que se promovieron en nombre de la salud pública y como iniciativas en ese sentido.

Los progresistas contemporáneos promovemos políticas públicas que creen que conducirán a un cambio social positivo. En el siglo XXI, cualquier movimiento que se hace llamar progresista es «un movimiento político o social que persigue defender los intereses comunes de todo el pueblo mediante el cambio político y el apoyo a las acciones de un gobierno democrático y libre«.

DEJA UNA RESPUESTA