La delegada del Gobierno para la Violencia de Género, Victoria Rosell, ha defendido en Los Desayunos de TVE la ley de libertad sexual que aprobó el Consejo de Ministros el pasado martes y ha afirmado que «la mitad de juristas que dicen que es una ley chapucera y dudan de la capacidad de quienes la han hecho, dirán dentro de 15 años que fue un hito para los derechos humanos».

Rosell, ha abordado la polémica generada en torno a la Ley Órgánica de Garantía Integral de la Libertad Sexual, impulsada por el Ministerio de Igualdad liderado por Irene Montero, y aprobada el martes por el Consejo de Ministros.

La jueza ha restado importancia al «ruido» sobre las discrepancias dentro del Gobierno para sacar adelante esta ley y ha asegurado que los documentos que se filtraron a la prensa antes de ser aprobado el anteproyecto de ley no han sido filtrados por socialistas ni por miembros del Ejecutivo. 

“Antes del 8-M siempre se crean polémicas con temas feministas”, ha afirmado Rosell, quien ha rememorado que a Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, impulsada en 2004 por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, “también se la criticaba por falta de técnica”.

PSOE y Podemos han convocado para el próximo jueves una reunión de la mesa de coordinación del acuerdo de gobierno, que entre sus funciones tiene unificar criterios y resolver discrepancias.

“Hay misóginos interesados en ridiculizar la ley y a las portavoces”, quien en este punto ha garantizado que las críticas a la norma impulsada por Montero “son más del entorno que del propio Gobierno”: “Hay mucho ruido tratando de invisibilizar los avances de las mujeres”, ha resaltado Rosell, quien ha mostrado su convencimiento de que el Gobierno de coalición “es feminista y las prioridades de todo el Ejecutivo era sacarlo el 8 de marzo”.

“Lo importante es que ahora las mujeres están más protegidas”, ha destacado Rosell, quien ha matizado que la ley de 2004 de Zapatero “abrió una puerta de defensa a la mujer que era la denuncia policial”, pero que la norma actual abarca otras como “la prevención, la protección o el acompañamiento”: “Hay muchas grandes heridas que no son solo las muertes”, ha matizado.