Borrador automático

Los Mossos d’Esquadra desahuciaron ayer a una familia que vivía en el barrio de Sants (Barcelona) desde hace 16 años por impago del alquiler, ante las protestas de una cincuentena de vecinos y activistas del Grupo de Vivienda de Sants (GHAS).

En el desahucio han participado una decena de furgones de la policía con más de 100 policías, que han acordonado la calle Ventura Plaja y sus alrededores.

La familia tenía un contrato de alquiler vigente, hasta 2020. Se retrasaron 3 días en el pago de la cuota mensual, y el propietario decidió denunciarlos por impago. Se las ingenió para no aceptar el pago y abrió un proceso de desahucio por la vía civil.

El no cobrar a posta el alquiler es una artimaña habitual entre especuladores que buscan una expulsión fácil y se agarran a lo mínimo para ello. Se aprovechan del desconocimiento o inocencia de la mayoría de la gente.

Algunos manifestantes se han sentado frente al edificio para impedir la entrada de la comitiva judicial, mientras que otros han acompañado a Abdelah en su piso hasta que se ha efectuado el desalojo, que ha durado más de cuatro horas y en el que los agentes han retirado por la fuerza a los manifestantes, creándose algunos momentos de tensión.

La portavoz del GHAS, Clàudia Ruscalleda, ha explicado a los periodistas que «es un desalojo de una familia con 3 hijos, dos menores, que hace 16 años que viven aquí. Se retrasaron solo 3 días en el pago del alquiler, lo que sirvió de excusa para no aceptarle ningún pago más y empezar con el proceso judicial por impago«.

Según Ruscalleda, los propietarios de la vivienda que han instado el desahucio poseen 4 pisos en el mismo edificio, de los que tres ya son turísticos, según ella, dos con licencia y uno ilegal.

La portavoz de la GHAS también ha denunciado que en el contrato de renovación de hace dos años el alquiler de Abdelah, inquilino del piso, pasó de 550 euros a 715 euros tras una subida del 30%.

Ruscalleda ha denunciado que «la administración no ha ofrecido ninguna solución a la familia desahuciada, pero nosotros desde el grupo le ofreceremos un piso ya que ya preveíamos esta situación«.

Se estima que se han ejecutado más de 14.000 desahucios desde las Elecciones Generales y el Gobierno, desde entonces, ha hecho una propuesta que no regula precios, ni prohíbe las expulsiones. No se esta haciendo nada por las familias que se quedan sin hogar.

Deja un comentario