Jordi Évole ha hablado con Antón Costas, catedrático de Política Económica de la Universidad de Barcelona, sobre la crisis del coronavirus a través de una videollamada en Lo de Évole. «Los servicios, los trabajos esenciales, que estamos manteniendo a lo largo de estos meses, resulta que están desarrollados por personas que cobran salarios de pobreza».

Costas ha dado muestras de tener las ideas muy claras sobre la gestión de la crisis sanitaria, indicando que en España se está «planteando un falso dilema: salvar vidas o salvar empleos». «Hubo un primer momento que fue en el mes de marzo donde el objetivo prioritario fue salvar vidas y aliviar nuestros hospitales para que pudieran salvarlas», explica Costas, que afirma que «en la medida en que ese objetivo va perdiendo fuerza tenemos también que ir combinando salvar vidas con salvar empleos, porque la falta de empleo produce hambre y también produce muertes», señaló.

«Estamos antes una situación de prueba y error, nadie tiene un conocimiento suficiente para decir lo que va a ocurrir y vamos a tener que tener esta flexibilidad de avanzar en la medida en que creamos que podemos avanzar y de rectificar inmediatamente cuando veamos que hay que rectificar», detalló el catedrático.

Después de que Costas vaticinara que la caída del PIB en España puede ser mayor que la de 1939 tras la Guerra Civil, Jordi Évole pregunta al economista si el Gobierno puede hacer algo para evitarlo.

Tras ser preguntado por Évole sobre la crisis económica que nos espera tras la crisis sanitaria, el economista pidió al Ejecutivo que «sea más valiente y agresivo en lo que está haciendo»: «Lo primero es hacerle llegar dinero a todas las familias cuyos ingresos y salarios han desaparecido o se han reducido y, en segundo lugar, tienen que evitar en la medida de lo posible, que se destruyan las empresas y hacer llegar liquidez y crédito a las empresas para que puedan permanecer sin quebrar y puedan inmediatamente volver a recuperar la actividad».

«Mi predicción es que el PIB español se va a desplomar entre un 6% y un 10% a lo largo de 2020», explica el economista, que afirma que espera «que finales de año este mal sueño se haya despejado bastante», señaló.

«Hay que aprovechar, en este momento, para crear de una forma permanente una renta de pobreza», destaca el economista, que afirma que «si no somos capaces de hacerlo, no somos una sociedad decente ni nuestro sistema político merece el nombre de un sistema político democrático».

Costas explica en Lo de Évole las claves a seguir para que el Estado puede crear una renta básica, la cual «dependerá del número de hijos que haya en esos hogares, probablemente tendrá que andar alrededor de 1.000 y 1.400 euros dependiendo del tipo de familia».

Asimismo, el economista reflexiona sobre el miedo que se tiene en España a la nacionalización de empresas en la crisis mientras que en países como Alemania o Francia ya lo han planeado: «La pandemia nos ha destrozado sistemas como el educativo y el sanitario, vamos a tener que meter dinero público en este tipo de inversiones».

«No tengamos miedo a las palabras, abandonemos ese síndrome que nos viene del franquismo y seamos como son los países desarrollados a los cuales queremos imitar en otras muchas cosas», afirma.

Lo de Évole | #LoDeQuédateEnCasa5

Para hablar de economía, pocas voces más autorizadas que la de Antón Costas:“Los trabajadores que realizan trabajos esenciales cobran sueldos de pobreza”. #LoDeQuédateEnCasa5

Publiée par Jordi Évole sur Dimanche 19 avril 2020