La mujer, de 91 años, ha pasado casi toda su vida luchando por recuperar los restos de Timoteo Mendieta, fusilado el 15 de noviembre de 1939 y arrojado a una fosa común en el cementerio de Guadalajara. El pasado junio recibió una llamada en la que le comunicaron que habían encontrado a su padre. Su cuerpo fue exhumado por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica por orden de la Justicia argentina.

Vídeo grabado por Antonio Maestre


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario