«Consejos en chileno no pudo dar. Se que están ahora mismo envueltos en un proceso electoral y lo único que digo es que la experiencia en España de la izquierda radical en un Gobierno ha sido muy mala», comenzaba Pablo Casado.

«En el Gobierno de España con Podemos, con 5 ministerios y una vicepresidencia, las cifras económicas y de desigualdad han crecido, la fractura territorial es insoportable y el debilitamiento de las instituciones se lidera desde el propio Gobierno y eso es algo que yo no recomiendo a ningún país», continuaba.

image 11

«En España hay ministros que defienden la dictadura de Castro, en España hay ministros que han sido financiados por el narcoterrorismo venezolano y en España hay partidos que piden la abolición de la monarquía, la independencia de Cataluña, incluso que no se pueda enseñar castellano en Cataluña, o incluso que blanquean la historia de terroristas de ETA», proseguía.

«Por eso cuando yo escucho aquí en Chile se está hablando de plurinacionalidad y de ese indigenismo, que ahora algunos países iberoamericanos están lanzando… Tengo que ser muy crítico al respecto», enfatizaba.

«Yo creo que el indigenismo, igual que el nacionalismo, lo que intenta es poner al colectivo por encima de la persona para intentar debilitar las instituciones en base a una diferenciación que hoy en día no tiene sentido, no hay que diferenciar a la gente ni por raza, ni por religión, ni por orientación sexual, ni por procedencia, ni por lengua. Somos todos iguales, somos todos personas y yo no creo en los proyectos políticos colectivistas porque degradan la individualidad, la libertad de las personas», concluía.

Este discurso no ha pasado por alto para algunos periodistas y tuiteros. José Luis Sastre ha recordado que en la primera vuelta de los comicios chilenos el ganador fue José Antonio Kast, líder de la extrema derecha que en algún momento ha hecho declaraciones nostálgicas sobre Pinochet.

Supuestamente preocupados por el auge de partidos como Podemos, lo cierto es que Chile tiene problemas más graves, como la posible victoria de un ultraderechista como Kast. «La primera vuelta de las presidenciales en Chile las ganó un candidato que reivindica a Pinochet. Pero Podemos», denunciaba Sastre.

1 Comentario

  1. Sería vergonzoso y falta total de memoria reciente si en Chile vuelve a ganar la ultra derecha,parece que se han olvidado de los milos de personas que mato Pinochet en el estadio además de las familias donde iba y mataba a todos ese que dio un golpe de Estado con el apoyo de los yankis,destruyó completamente,dejando sin efecto las medidas de Salvador Allende en las que se apoyaban a todos los habitantes del país incluidos a las razas indias que hay en el país.
    Con un gobierno de derecha volverán los grandes capitalistas y terratenientes amos absolutos de Chile

DEJA UNA RESPUESTA