Un video registrado por la Brigada de Bomberos Rurales de Dunmore el 4 de enero en Shoalhaven, Nueva Gales del Sur, Australia, revela el impactante poder de destrucción de los incendios forestales.

El equipo trataba de proteger una propiedad, pero minutos después de llegar al lugar, se vieron obligados a huir. Por un repentino cambio en el viento, las llamas que avanzaban en el bosque lindero se habían convertido en una marejada que se dirigía hacia allí.

En 90 segundos, una carretera que parecía tranquila quedó envuelta en una nube de hubo y fuego que, en otro minuto, ya había arrasado con todo. Nada sobrevivió.

“Esto demuestra lo que sucede en poco más de 3 minutos. El equipo continuó por otros 9 minutos en el terreno y se trajo un resultado positivo, con una tripulación completamente segura, un camión protegido y la propiedad salvada. Se le recuerda a la gente que debe respetar las advertencias. Este no es un lugar agradable para estar cuando un incendio impacta en cualquier momento, sin previo aviso”, escribió el Cuerpo de Bomberos Rurales de Dunmore en su página de Facebook.

Los fuegos han destruido también casi el 80 por ciento de la región boscosa conocida como Montañas Azules, zona catalogada Patrimonio de la Humanidad, situada en Nueva Gales del Sur, el estado más afectado por el fuego.

El impacto de los incendios forestales en el turismo de Australia podría causar pérdidas por valor de hasta 3.000 millones de euros en el sector para finales de 2020, según un informe del Consejo de Exportación y Turismo de Australia.