Este jueves, por primera vez desde el comienzo de la pandemia del Covid-19, China no informó de ningún caso nuevo de coronavirus en su territorio.

Tras el brote producido en enero y que ha dejado más de 80.000 contagiados y 3.245 fallecidos, las autoridades sanitarias anunciaron que ya solo detectan enfermos procedentes del extranjero, por lo que un total de 132 médicos y enfermeros pudieron regresar esta semana a sus casas.

Han sido recibidos como héroes, después de trabajar en los rincones más afectados por el virus arriesgando sus vidas cuidando a los afectados por Covid-19.

Unas 50.000 pantallas digitales iluminaron las fachadas de los edificios más emblemáticos de distintas ciudades de China, proyectando los rostros de estos profesionales de la salud.

No quedó ni un rincón sin aprovechar para rendir este homenaje. Se iluminaron autobuses, estaciones de metro, plazas públicas y centros comerciales con fotografías gigantes.

China quiso dar así las gracias a estos héroes que llevan meses trabajando sin descanso para ayudar a salvar vidas humanas.

El vídeo de los edificios iluminados como agradecimiento al personal médico del país asiático no tardó en volverse viral.