El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante un mitin en mayo en Panama City (Florida), se rió y bromeó con la propuesta de un seguidor de disparar a los migrantes que cruzan la frontera con México.

Trump hablaba durante el acto de la necesidad de un muro fronterizo y lamentaba las protecciones legales que se le otorgan a los migrantes cuando preguntó retóricamente a los asistentes: «¿Cómo se puede detener a estas personas?» («But how do you stop these people?»). «¡Disparándoles!» («Shoot ‘em!»), gritó alguien entre la multitud.

Lejos de condenar la sugerencia, el comentario provocó una carcajada en el presidente que, después de reírse y sacudir la cabeza, intentó desentenderse de ella con un chiste.

Este sábado, un terrorista supremacista se fue a El Paso a hacer justo eso, disparar a tantos migrantes como pudiese con un resultado de 20 muertos y 26 heridos.

Deja un comentario