La velocista británica Bianca Williams, que se coronó como campeona de Europa en el torneo de Berlín en 2018 en los 4×100, y su pareja, el plusmarquista portugués en 400 metros, Ricardo dos Santos, han denunciado un trato discriminatorio y racista por parte de la Policía británica, según informa The Sunday Times.

Según los atletas, este sábado mientras se dirigían a entrenar en su automóvil con su hijo de tres meses fueron parados, sacados del coche y esposados por la Policía Metropolitana.

El incidente fue grabado por los propios atletas con su teléfono móvil y en el vídeo se puede ver como varios ‘bobbies’ de la policía inglesa les gritan para que salgan de inmediato del vehículo e intentan abrirlo a la fuerza nada más detener su marcha.

Ambos tienen intención de presentar una demanda por el comportamiento violento de la policía. Dos Santos ha señalado que ha sido parado por la policía hasta en quince ocasiones desde que cambió su anterior vehículo Nissan por el Mercedes de alta gama que poseen en la actualidad.

«Siempre es la misma historia con Ricardo», «Ellos creen que está conduciendo un coche robado o que está fumando marihuana. Es por su raza, por la forma como habla, como si fuera una escoria», critica Williams.

Linford Christie, de origen jamaicano y campeón olímpico de los 100 metros en Barcelona 92 ha calificando de racistas a los agentes de policía nada más conocer el suceso.