El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, salió la pasada noche en defensa de una actuación policial en la ciudad en la que dos coches patrulla atropellan a varios manifestantes que se encontraban protestando por la muerte de George Floyd el pasado lunes en Minneapolis.

En un vídeo difundido por redes se puede ver como una treintena de manifestantes le cortan el paso a un vehículo de la policía con vallas y le lanzan botellas y otros objetos. Llega el apoyo de otro coche patrulla que decide arrollar a las personas que se encontraban allí. El primer coche, al verlo, decide hacer lo mismo.

Bill de Blasio, en una rueda de prensa y en una entrevista en la cadena local NY1, justificó la acción policial y culpó a los manifestantes de lo sucedido. «Si esos manifestantes hubieran salido de su camino y no hubieran intentado rodear ese vehículo, no estaríamos hablando de esta situación», “Los agentes tenían que salir de esa situación, estaban rodeados”, señaló.

El alcalde reconoció que se trata de un «vídeo problemático» y que le hubiera gustado que los agentes no actuaran así, pero justificó el atropello porque considera que la situación era cada vez más «peligrosa» para ellos. «Creo que la policía de Nueva York ha actuado correctamente, hubo mucha moderación por su parte, pero si hay casos que no son apropiados, vamos a actuar en consecuencia», señaló.

Por su parte, la congresista demócrata Alexandria Ocasio Cortez ante las justificaciones del alcalde escribió un mensaje en su cuenta de Twitter: «Podrían haberlos matado y no sabemos cuántos fueron lesionados» al mismo tiempo que reclamó al alcalde Bill de Blasio que estos agentes «sean llevados ante la justicia» y no se quede en un asunto «interno».

En esta entrevista, Bill de Blasio aprovechó para rechazar la idea de decretar un toque de queda en Nueva York asegurando que este tipo de acciones no suelen ser muy efectivas e instó a que los ciudadanos vuelvan a sus casas.