Otro caso de violencia LGTBI incendió la redes sociales cuando un internauta subió el vídeo de un altercado entre dos transexuales y un hombre en una pizzería de Miami, que terminó en riña.

Las dos mujeres estaban comiendo en un rincón del local cuando un hombre empezó a acosarlas, con evidentes intenciones de molestarlas. Ambas resistieron como pudieron la situación, a la que se sumó otro comensal, aparentemente borracho, hasta que no pudieron más y comenzó la reyerta.

“¿Ella tiene cara de puta?”, cuestiona una de las dos transexuales a otro de los hombres, que al parecer les había lanzado bromas u ofensas. “Ni la tiene, ni nos hemos metido contigo. Yo soy americana, nacida aquí en la Florida. ¿De dónde eres tú? Ubícate que esto no es Cuba”, se defiende una de las dos mujeres.

“Si sigues voy a llamar al 911, esto es acoso, yo no me he metido contigo”, insiste una de las dos transexuales en medio de las risas generales.

Uno de los individuos opta entonces por cruzar de mesa y sentarse junto a ellas, a pesar de que le habían dicho que no se atreviera. En ese momento, una de las dos pierde la paciencia y los increpa a ambos: «Conmigo no te equivoques», le dice aún sin violencia.

“Si sigues hablando te voy a sonar la cara”, le dice entonces al otro individuo que sigue riendo y le responde: «Tócame para que veas, maricón». Y entonces se desató la batalla campal.

La paliza entre las cuatro personas terminó con uno de los dos hombres llevando la peor parte: ambas transexuales le propinaron una enorme paliza con puños y tacones en la cabeza. No se conocen las consecuencias físicas que tuvo este individuo, pero terminó aparentemente sin conocimiento.