Sergio Gregori entrevista en en Furor TV a Francisco Martínez «Quico», con 95 años el último guerrillero antifranquista con vida, el último maqui. Formó parte de la guerrilla armada de León-Galicia entre 1947 y 1951 y se define hoy día como guerrillero contra el olvido. Se exilió a Francia en 1951 –ya que fue condenado a muerte por el régimen franquista– y retorno a España en 1977.

Dice que fue hijo de campesinos de la República, con padres republicanos, y que le enseñaron maestros de la República. “Mi padre, Daniel, era un socialista muy implicado en el Movimiento Revolucionario de Asturias en el 34”.

«Los cadáveres llenaban las cunetas. Mi padre tuvo que ocultarse», relata. Cuenta Quico que se organizaban «para la lucha en una guerrilla sin ideología, frentepopulista». «Los guerrilleros dormíamos en las casas de la gente, ¿qué era eso del monte? Era un movimiento del pueblo».

Una entrevista imprescindible: