El humorista Facu Díaz comentaba el reportaje de El Español, donde se reflejaban los lamentos de varios empresarios del sector de la hostelería, que afirmaban no encontrar trabajadores, aludiendo a la manida idea de que la gente prefiere estar en casa cobrando «la paguita».

Sobre esto Díaz ha comentado que «a lo mejor no te cuando cuando las paguitas decían que eran para los MENAS y eran para los no sé qué o para tal o cual, a lo mejor hasta te hacía bastante gracia, pero ¿sabes que pasa?, que le están llamando paguitas y le están llamando privilegio al paro y muchos habréis estado, estáis incluso a día de hoy en el paro, y estáis viviendo una situación angustiosa, porque el paro se agota, el paro se acaba, es una cuenta atrás para pasar de la miseria a más miseria todavía».

«Y a lo mejor hasta bueno os dio un poco igual que le llamaran paguita a cualquier tipo de subsidio, por mucho que fuera de 400 pavos, pero sois los siguientes. Y ahí va a dar igual que seas extranjero, que seas español, porque él la ofensiva contra lo público», añadía.

Esta ofensiva, continuaba Díaz no va a diferenciar. Llegará un momento en el que habrán pasado ya por el último, se lo habrán pasado por la picadora, y van a ir a por el penúltimo y tú eres penúltimo, no porque tengas un poco más de dinero, sino porque eres español y tienes la nacionalidad y has nacido aquí, pero sabes que sigues siendo el penúltimo porque eres pobre».

«Y a lo mejor en tu día, en su día, hablaste de paguitas cuando te querías referir al último, pero van a por ti, ahora van a por los parados, van a por los que están en ERTE, van a poner los pobres y te van a decir que prefieres esa situación, que prefieres estar cobrando el paro, que, insisto, es una situación angustiosa que se termina, que no le da absolutamente a nadie gusto estar en el paro más allá de un par de meses en los que puedes descansar y tomarte un tiempo de no estar deslomado que estos hijos de puta son capaces de decir que la gente prefiere esa situación, prefiere estar en el paro, prefieren cobrar una prestación por desempleo de 700 pavos antes que estar trabajando en un trabajo digno».

«No, señor. No, señor, no podemos dejar pasar ni una de éstas, porque efectivamente es el ciego contra el tuerto», concluía.

 

1 Comentario

DEJA UNA RESPUESTA