El entrenador del Depor está siendo noticia y no solo en lo deportivo (que también). Fernando Vázquez se está caracterizando por no tener pelos en la lengua, como ya demostró cuando le preguntaron por el «pin parental» de Voz: «me parece una puta mierda».

En una reciente entrevista en La Voz de Galicia se ha mostrado igual de crítico, dejando impresiones sobre como actuaría él en caso de que uno de sus jugadores reciba insultos racistas o xenófobos.

«Entiendo que los grandes clubes no van a resolver esto. Solo se va a resolver cuando los jugadores decidan irse y se pierdan partidos. Me parece un poco miserable la actuación de los compañeros de Marega, del entrenador y del árbitro», aseguró en referencia a los insultos racistas recibidos el pasado fin de semana por Marega, jugador del Oporto.

«Agarrando al chaval, creo que también le sacaron una tarjeta amarilla, para que se quedara. Creo que deberían haber tenido la reacción contraria. Pero esto tiene que arreglarlo quien tiene que arreglarlo», detalló el entrenador.

«No veo que mucha gente proteste porque pasen estas cosas que son anticonstitucionales», lamentó Fernando Vázquez. «Discriminación por, por y por. Más claro agua. No sé, es triste y me da mucha pena por el chaval que tuvo que sufrir. «Quédate, quédate, quédate», en vez de decir: Estamos contigo, que le den por el culo y nos vamos. Pierdes un partido, pero que lo haga un club un día. ¿Pierdes un partido? ¿El Oporto? Va segundo, ¿no? Pues eso, a ver qué pasaría, a ver quién se arriesga a dar el primer paso», lamentó el entrenador deportivista.

Sobre el caso Zozulya también lo tiene claro: «Lo que no puede ser es lo que pasó en Vallecas. Es decir, ¿qué es un nazi? Al fin y al cabo, es casi una opinión política, ¿no? Con un trasfondo más serio, pero no deja de serlo un poco. Es decir, que por una afición que da su opinión, canta algo observable, manejable, que hasta el propio chaval… bueno, no lo escribió, pero… suspenden el partido. Después, insultos racistas y xenófobos y no pasa nada. Algo hacemos mal», remachó el entrenador del Depor.