Diferentes incendios forestales continúan afectando a la selva amazónica en Brasil mientras el presidente del país, el ultra Bolsonaro, no pone los medios necesarios para acabar con el desastre.

Cerca de la ciudad de Porto Velho, en la región de Rondonia, estas imágenes aéreas difundidas por el medio RT muestran enormes columnas de humo y cómo el fuego que avanza sin control carbonizando la selva tropical a su paso.

El Instituto Nacional de Investigación Espacial de Brasil (Inpe) indica que la deforestación destruyó el pasado mes de julio 2.254 kilómetros cuadrados de la Amazonia brasileña, un 278 % más que los 596,6 kilómetros cuadrados del mismo mes de 2018.

La NASA difundió una serie de imágenes por satélite en las cuales se puede observar la dimensión de los incendios que hay en esa zona. Según la agencia estadounidense, en 2019 Brasil registró un incremento del 65% en su propagación de focos, comparado con el año pasado.

A su vez el ministro de Medio Ambiente de Brasil, Ricardo Salles, justificó este aumento al «tiempo seco, el viento y el calor», mientras que Bolsonaro hecha la culpa a las ONG con, según él, intereses ocultos. Sin embargo, la comunidad científica y las organizaciones ambientalistas dicen que se debe principalmente a la deforestación.

Deja un comentario