Borrador automático

La activista climática Greta Thunberg se ha dirigido hoy a la Comisión de Medio ambiente del Parlamento Europeo en Estrasburgo. Como respuesta a las peticiones del movimiento climático, el grupo Verdes/ALE presenta ha presentado 10 medidas prioritarias para salvar el clima, incluyendo medidas sobre cómo financiar la transición.

El grupo Verdes/ALE había solicitado invitar a Greta Thunberg a principios de este año para hablar en plenario, pero la mayoría de otros grupos, especialmente EPP, ALDE y ECR, se negaron, aunque ahora han aceptado este formato. La visita de Greta se produce tras la visita de un grupo de 60 activistas climáticos del movimiento Fridays For Future durante la primera sesión plenaria de marzo a invitación del grupo Verdes/ALE.

Florent Marcellesi, eurodiputado de EQUO en el grupo Verdes/ALE pide la recortar un 60% las emisiones de CO2 para 2030, cambiar a un sistema energético 100% renovable antes de 2050 y un sistema fiscal mucho más justo y sostenible, declara:

“Las activistas climáticas como Greta Thunberg no piden que les aplaudamos, piden que actuemos. Las soluciones están ahí, pero falta voluntad política. Si el clima fuera un banco, los gobiernos ya lo hubieran rescatado hace mucho tiempo. El grupo Verdes/ALE apuesta por acciones audaces ante la emergencia climática que estén alineadas con el Acuerdo Climático de París. Queremos reducir un 60% las emisiones de CO2 para 2030 y un sistema energético 100% renovable que nos permita tener una economía neutra en carbono antes de 2050. Queremos un sistema de transporte, energía y agricultura mucho más verdes para tener una economía compatible con el clima, limitando la subida media de temperaturas a 1,5ºC como establece el Acuerdo Climático de París. Y, además, queremos hacerlo con una transición socialmente justa, que no deje a nadie atrás».

10 medidas de acción climática del grupo Verdes/ALE

Objetivo: elevar la ambición climática de la UE, elevando el objetivo europeo de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero a, al menos, un 60% para 2030, así como implementar un Nuevo Acuerdo Verde que nos permita lograr una economía de cero emisiones netas y 100% renovable mucho antes de 2050.

¿Cómo conseguirlo?

  1. Dejando de subvencionar el cambio climático. Cada año, la economía fósil disfruta de al menos 55.000 millones de euros en forma de subvenciones públicas en Europa. El dinero de quienes pagan impuestos tiene que invertirse en la transición ecológica de nuestra economía (transporte sostenible, energías renovables, ahorro energético, eficiencia en el uso de recursos y energía, agroecología)
  2. Asegurar que todas las inversiones en la UE tienen en cuenta la dimensión climática, para que cada euro invertido en el futuro sirva a proyectos realmente sostenibles en lugar de quedar atrapados en actividades que dañan el clima y el medio ambiente.
  3. Ponerle un precio justo al carbono. Revisando el sistema de comercio de emisiones, las tasas al carbono y las importaciones, asegurando que los mayores contaminadores como la aviación, el transporte marítimo, los productores de energía y las grandes industrias, empiecen a pagar la parte que les corresponde en la lucha contra el cambio climático. Esto generaría 28.000 millones de euros al año en ingresos.
  4. Garantizar la justicia fiscal, para que la carga económica pase de los ciudadanos a los contaminadores. Combatir la evasión de impuestos corporativos e individuales de forma más contundente para mejorar las finanzas públicas y compensar los costes económicos sobre la ciudadanía y de los sectores sostenibles. Todos los ingresos deben ser reinvertidos en bienes comunes, como el clima y el medio ambiente.
  5. Apoyar una transición justa que no deje a nadie atrás y mitigar los costes económicos y sociales que pueda suponer el abandono de la economía fósil. Los ingresos procedentes de esta política de precios del carbono deben utilizarse para apoyar a las regiones, comunidades, trabajadores (formación, capacitación) y ciudadanos más vulnerables para que puedan ser parte de la transición.
  6. Movilidad sostenible – Menos aviones, más trenes: acabar con la exención fiscal del queroseno e introducir IVA en los vuelos. Utilizar los ingresos para hacer que los trenes sean más asequibles, más frecuentes, mejor conectados y más eficientes, incluida la revitalización de los trenes nocturnos y la construcción de conexiones regionales en toda la UE. Desplazar el transporte de mercancías de la carretera al ferrocarril y al agua. Una planificación urbana más sostenible para un mayor número de transportes públicos y soluciones de movilidad blandas.
  7. Energía – Hacer a los ciudadanos y las comunidades partícipes de la revolución energética: invertir masivamente en el despliegue de energías renovables y soluciones de eficiencia energética, para alcanzar el 100% de energías renovables, al tiempo que se eliminan gradualmente la energía nuclear, el carbón y otros combustibles fósiles. Abordar la pobreza energética y permitir que los ciudadanos y las comunidades produzcan, consuman, almacenen, vendan y compartan su propia energía. Remodelar los edificios existentes para que sean de «energía casi nula» lo antes posible. Mejorar la eficiencia energética en un 3% anual.
  8. Agricultura y uso de la tierra – Financiar granjas, no fábricas, y proteger la biodiversidad: poner fin a la agricultura industrial, promover una Europa libre de pesticidas y reducir significativamente la cantidad de ganado. Detener la importación de cultivos responsables de la deforestación masiva (aceite de palma, soja). Cultivar más cultivos de proteínas vegetales en la UE. Apoyar grandes programas de reforestación a nivel nacional e internacional. Restaurar los suelos y preservar los humedales como sumideros de carbono. Más espacios verdes en las ciudades para mejorar la vida urbana y, al mismo tiempo, garantizar una mejor adaptación al cambio climático.
  9. Eficiencia de los recursos y economía circular: reducir el consumo de materia prima principal y aumentar la eficiencia de los recursos, abandonando la sociedad de los productos desechables, para llegar a ser totalmente circular y generar suficiente de recursos para 2050. Prohibir la obsolescencia planificada, adoptar normas de ecodiseño, aumentar la durabilidad, la reutilización y la reparabilidad de los productos, incluido el derecho a la reparación.
  10. Hacer que todos los acuerdos comerciales de la UE sean compatibles con el Acuerdo de París y ofrecer justicia climática en todo el mundo: hacer que los acuerdos comerciales futuros y actuales de la UE sean compatibles con el Acuerdo de París mediante disposiciones obligatorias, de modo que no socaven los objetivos climáticos, sino que contribuyan positivamente a la solidaridad mundial y a la justicia climática.

Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario