Lo que comenzó como un viaje normal en el metro de Londres, terminó con una situación de violencia evitada gracias a la intervención de uno de los pasajeros.

El hecho fue registrado por varias de las personas que se encontraban utilizando este medio de transporte cuando un hombre aparentemente borracho comenzó a molestar a un joven con comentarios racistas.

Ante los ojos incrédulos de las personas que allí se encontraban, el héroe anónimo decidió darle una lección la bravucón: “Estás borracho. Déjalo en paz, ¿de acuerdo? Claramente estás siendo un maldito racista. ¡Déjalo en paz! Todos estamos sentados tranquilamente, y alguien tiene que decirte algo porque estás siendo ridículo”.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario