«Mauricio Casals, el Presidente de La razón y directivo de Atresmedia, dice que es muy importante que La razón no parezca al periódico del PP y que muy bien eso de entrevistar a Pablo Iglesias, porque, dice Ferreras, cuando llegue el combate importante, tú así tienes más fuerza. El día que pillen a Podemos, dice, el que nosotros demos la noticia es demoledor», comenzaba contextualizando Iglesias.

«Ferreras, en este audio, no solo vuelve a demostrar que es un mafioso, hace algo aún más importante. Reconoce que La Sexta es una televisión para gente de izquierdas dirigida por mafiosos de derechas», recrimina de forma tajante el exvicepresidente.

«Si La razón entrevista Pablo Iglesias se legitima para machacarlo. Después, si La Sexta parece una televisión de izquierdas, se legitima para machacar después a la izquierda. Esta vez no te lo decimos nosotros te lo ha dicho el propio Antonio García Ferreras».

«Ahora que me quiero dirigir desde aquí al jefe de Atresmedia, a, José Creuheras. Tengo algo que decirte, Creuheras. Tú eres un hombre de empresa y creo que sabes igual que yo, que ni Ferreras, ni Pastor te sirven ya para gran cosa. Para tener un mínimo de credibilidad la «tele de izquierdas» difícilmente podrá cumplir sus objetivos teniendo a dos juguetes rotos que un día se hicieron pasar por periodistas honestos y progresistas», continúa Iglesias.

«Yo conozco a gente, muchos profesionales de La sexta que están pasando vergüenza y lo cuentan. Los colaboradores de izquierdas lo están pasando muy mal y eso de que el problema es solo Inda, que van diciendo por ahí, creo que no se lo creen ni ellos», explica.

«Soy sincero, para los que trabajamos en proyectos comunicativos alternativas que mantengas a Ferreras y Pastor es la mejor noticia. Es la prueba viva de que La sexta es una estafa de principio a fin, pero sospecho que como yo sabes que con dos juguetes rotos el circo ya no funciona. Tú mismo», termina advirtiendo Iglesias.

https://twitter.com/PabloIglesias/status/1546917282290475011?ref_src=twsrc%5Etfw

DEJA UNA RESPUESTA