Juan Antonio Callejas, diputado del PP pidió a Salvador Illa, ministro de Sanidad, que se dirigiera personalmente a una afectada en concreto por la pandemia de coronavirus durante la comisión en el Congreso, a lo que Salvador Illa contestó: «Está muy obsesionado con las cámaras, pero yo no, y hay ciertas cosas que las hago en privado».

Illa no escatimó en dureza: «Si usted hubiera asistido a las comparecencias, habría visto que en cada una, al inicio, he recordado a los fallecidos por coronavirus». Ocurrió en la comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados, en la que el ministro rinde cuentas cada semana sobre la gestión que está llevando a cabo el Gobierno de la pandemia de COVID-19 y los pasos que se están siguiendo hacia la nueva normalidad.

El diputado del PP, en una de las intervenciones, instó a Illa a que enviara un mensaje a «Margarita, una persona que ha perdido a su padre» para expresarle sus sentimientos. Sin embargo, Illa declinó la invitación y apuntó: «Yo no tengo por costumbre manifestar mi cariño y consuelo delante de las cámaras, tengo por costumbre hacerlo en privado».

«Espectáculos los justos. Cuando hago alusiones a una persona lo hago en privado, no ante las cámaras, que es como se hacen las cosas. Usted está muy obsesionado con las cámaras, pero yo no, y sé cuando tengo que guardar los sentimientos para mí y cuando los tengo que expresar», añadió el dirigente socialista.